Musica: Virgen Guaquera- Guaco-


+

En los toques por doquiera a nosotros te sumas
siempre nos acompañas sos una china guaquera…

Vivimos de tus encantos y de una fe muy bonita
por eso es que yo te canto todos los años chinita…

Patrona maracaibera que con nosotros estas,
y que a tu pueblo le das un entusiasmo divino
te pido por el destino de la hermosa juventud
acompañamelos tu por los mejores caminos…

Que el chamo vea tu verdad y en la vida se prepare
y que con fuerza y voluntad a los estudios le pare…

La Básilica te espera, no todo es rumba a la vida
ve con la china querida y pídele lo que quieras…

Patrona maracaibera que con nosotros estas,
y que a tu pueblo le das un entusiasmo divino
te pido por el destino de la hermosa juventud
acompañamelos tu por los mejores caminos…

Aquel que no este con vos sin sospecharlo se anula
yo me bajo de la mula rezando el San Juan de Dios…

Protejenos madrezota, ve que te necesitamos
los jovenes te adoramos porque tu eres una nota…

Patrona maracaibera que con nosotros estas,
y que a tu pueblo le das un entusiasmo divino
te pido por el destino de la hermosa juventud
acompañamelos tu por los mejores caminos…

Anuncio publicitario

El Arte de la Espada.《Héroe》.剑法《英雄》 La Esencia de la Película (2002)

剑法。《英雄》 Q: Qiqn Shi Huang (秦始皇), : Me  ha librado de un gran peligro, ¿que recompensa pides ? . SN Sin nombre (无名): No quiero nada Majestad, lo  hice por Qin Q: “El que trae la paz, merece una recompensa”, la espada de plata de cielo, a cuantos valientes habrá dejado […]


Una visión desde la Película del 2002. ^

La Espada y el Guerrero, han sido en el Japón[*], como también en China,  parte esencial de las historias milenarias que describen el carácter de sus ancestrales pueblos y sus gobiernos. En esta parte la versión China, desde el contexto de la película «Heroe».
[*] ( se recomienda la película  «Los 7 samurais«, un clásico de 1954, y  la lectura de «El libro de los cinco anillos» de Miyamoto Musashi )

fuente: https://pic2.zhimg.com/v2-06aade3234f602bcd764791ae44d3125_r.jpg

Continuar leyendo «El Arte de la Espada.《Héroe》.剑法《英雄》 La Esencia de la Película (2002)»

lectura en la niñez es la base para la inteligencia


TENDENCIAS

Confirmado: la lectura en la niñez es la base para la inteligencia

Un estudio realizado por la Universidad de Edimburgo afirmó la idea de que la inteligencia no es una capacidad fija sino que depende de factores externos. Sus beneficios en la etapa adulta

los niños expuestos a leer tienen un mayor inteligencia como también puntuaciones más altas durante la etapa escolar

Continuar leyendo «lectura en la niñez es la base para la inteligencia»

Ideas erroneas que limitan la paz interior


siete ideas, reunidas por Brian Zeng para Tinny Buddha, tan erróneas como comunes, y que realmente podrían estar evitando que alcances ese estado idóneo para cualquier ser humano: la paz interior.

1. El dinero te hará feliz

Este mantra capitalista, promovido o insinuado fervientemente por el mercado, es un obstáculo muy común para alcanzar la plenitud.

2. No debes de equivocarte

Los errores son un aspecto fundamental de la vida y de la posibilidad de vivir en paz –tras aceptarlos y aprender de ellos–.

3. Luchar contra tus emociones negativas

Todos tenemos emociones negativas y la clave no es luchar contra ellas sino contemplarlas, entenderlas y luego transformarlas.

4. Llegar primero o ser el mejor

Dos “valores” nefastos que se nos han inculcado y que nada tienen que ver con la evolución personal.

5. Sujetarte al pasado para planear tu futuro

Pocas cosas generan más intranquilidad en el ser humano que esta combinación.

6. Expresar tus sentimientos te hace débil

Pocas cosas más nutritivas, y que por lo tanto más te fortalecen, que abrir tus emociones, ventilarlas y dejarlas ser.

7. La obligación de ser de alguna forma o sentirte de otra

Ejercer tu libertad para vivir, acertar y errar, más allá de cualquier expectativa, es uno de los grandes motores de paz interior.

Desodorantes caseros


5 desodorantes naturales para decirle adiós al mal olor en las axilas

Además de eliminar el mal olor de las axilas gracias a ingredientes como el bicarbonato también podremos acabar con la acumulación de células muertas que van oscureciendo la zona


Los desodorantes se han convertido en uno de los productos más utilizados en todo el mundo ya que, por estética e higiene, todos desean mantener alejados los malos olores corporales.

En el mercado hay disponibles diferentes presentaciones y marcas que, a lo largo de los años, han conquistado a los consumidores por su efectividad.

El problema es que se ha demostrado que muchos de sus componentes pueden llegar a ser tóxicos y, de hecho, algunos podrían estar relacionados con el desarrollo de ciertas enfermedades.

Por fortuna, existen algunas alternativas 100% naturales cuya composición puede neutralizar el mal olor sin provocar efectos indeseados.

Estas pueden elaborarse en casa y sus ingredientes son muy fáciles de adquirir en el mercado.

¿Quieres aprender a prepararlos?

1. Desodorante de bicarbonato de sodio y maicena

Bicarbonato y maicena desodorante

El bicarbonato de sodio es uno de los ingredientes naturales que, por sus propiedades antisépticas,puede acabar con el mal olor de las axilas.

En este caso lo combinamos con maicena y algunos aceites esenciales para potenciar sus beneficios y facilitar su aplicación.

Ingredientes

  • ½ taza de bicarbonato de sodio (100 g)
  • ½ taza de maicena (100 g)
  • 4 cucharadas de aceite de coco (60 g)
  • 1 cápsula de vitamina E
  • 10 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • 10 gotas de aceite de menta

¿Cómo prepararlo?

  • Incorpora el bicarbonato de sodio en un cuenco y mézclalo con la maicena y el aceite de coco.
  • Tras obtener una textura cremosa, agrega la cápsula de vitamina E y los aceites esenciales.
  • Vierte el producto en un frasco hermético y asegúrate de taparlo bien para que se conserve en buen estado.
  • Toma la cantidad necesaria para proteger las axilas y frótala con un suave masaje.

Lee también: Descubre cómo eliminar las axilas oscuras naturalmente

2. Desodorante de aloe vera y aceite de coco

Tanto el gel de aloe vera como el aceite de coco cuentan con componentes antibacterianos que ayudan a eliminar los malos olores corporales.

Ambos productos se destacan por su calidad nutricional que, entre otras cosas, protege la piel y la cura de las agresiones.

Ingredientes

  • ½ taza de gel de aloe vera (120 g)
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Incorpora los dos ingredientes en la licuadora y bátelos hasta que queden perfectamente integrados.
  • Toma la cantidad que consideres necesaria y frótala sobre las axilas.
  • Repite su uso dos veces al día.

3. Desodorante de bicarbonato de sodio y limón

Limón y bicarbonato de sodio

La pasta formada a base de bicarbonato de sodio y limón no solo sirve para remover el mal olor sino que además ayuda a eliminar las células muertas que se van acumulando en las axilas.

Este preparado es un aclarante natural que, tras varias semanas de uso, disminuye el aspecto oscuro que va adquiriendo esta zona de la piel.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (10 g)
  • El jugo de ½ limón

¿Cómo prepararlo?

  • Humedece el bicarbonato de sodio con el jugo de medio limón y frótalo sobre las áreas deseadas con suaves masajes circulares.
  • Espera que actúe 15 minutos y enjuaga con abundante agua.
  • Evita exponerte al sol tras aplicarlo para evitar posibles manchas.

4. Desodorante de vinagre de sidra de manzana y limón

Los ácidos naturales que contiene el vinagre de sidra de manzana son excelentes agentes para neutralizar el pH de la piel y reducir los malos olores.

Combinado con un poco de jugo de limón hace undesodorante caseroidóneo para todo tipo de pieles y necesidades.

Ingredientes

  • ¼ de taza de vinagre de sidra de manzana (62 ml)
  • ¼ de taza de jugo de limón (62 ml)
  • ¼ de taza de agua (62 ml)
  • 1 botella con atomizador

¿Cómo prepararlo?

  • Incorpora todos los ingredientes en una botella con atomizador y agítala para que todo quede bien integrado.
  • Rocía la cantidad necesaria sobre las axilas y déjala secar bien antes de vestirte.

Visita este artículo: 3 rituales de belleza fabulosos y que funcionan con vinagre de sidra de manzana

5. Desodorante de aceite de árbol de té

Aceite-de-árbol-de-té

Las cualidades antibacterianas del aceite esencial de árbol de té lo convierten en una buena alternativa para acabar con el mal olor.

Siempre es aconsejable mezclarlo con un ingrediente suave para evitar agresiones en la piel.

Ingredientes

  • 20 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • 1 cucharada de agua de rosas (10 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Combina los dos ingredientes en un recipiente y aplícalo sobre las axilas con la ayuda de un trozo de algodón.
  • Repite su uso dos o tres veces al día, todos los días.

Recuerda que aunque los productos aquí citados están hechos a base de ingredientes naturales, es conveniente hacer una pequeña prueba antes de usarlos en su totalidad.

Suspende su uso si notas algún tipo de reacción alérgica.

Desodorante natural y casero para pies y zapatos

Mientras que los convencionales pueden ser antitranspirantes y resultar perjudiciales a largo plazo, este desodorante natural no tapona los poros y podemos adaptarlo a nuestros gustos personales

Elaborar un desodorante natural en casa es posible con la sencilla receta que te proponemos en este artículo. De este modo evitaremos los ingredientes tóxicos y perjudiciales para la salud que incluyen la mayoría de desodorantes convencionales.

Descubre qué ingredientes necesitas y cómo preparar este desodorante natural que te servirátanto para el cuerpo como para quitar el olor de los zapatos.

Ventajas de los productos caseros

Ventajas de los productos caseros

Los productos de higiene y cosmética que utilizamos cada día incluyen muchas sustancias que son potencialmente tóxicas para nuestra salud: conservantes, detergentes, derivados del petróleo, etc.

Por este motivo es fundamental evitarlos lo máximo posible y optar por productos ecológicos o más naturales y respetuosos con nuestra piel y nuestra salud.

El problema es que estos productos más naturales suelen ser bastante más caros, por lo que, cada vez más, muchas personas están recuperando recetas antiguas y remedios caseros para sustituir sus productos diarios.

En este caso vamos a recuperar también un antiguo remedio para elaborar un desodorante natural muy eficaz y sin riesgos para la salud.

Ver también: 6 productos naturales de belleza e higiene

¿Por qué es importante un desodorante natural?

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo. A través de los poros se crean canales directos a nuestro riego sanguíneo. Por este motivo, y paraprevenir toxinas que puedan llegar a nuestro organismo, es muy importante elegir un desodorante natural sin ingredientes tóxicos.

Son muy perjudiciales los llamados desodorantes antitranspirantes ya que, al impedir el sudor, tampoco permiten que el cuerpo pueda sacar esas toxinas, las cuales se van acumulando en diferentes partes del cuerpo.

Tampoco son recomendables los que incluyen ingredientes como el aluminio, un metal pesado relacionado con la aparición de enfermedades neurodegenerativas.

Aunque la zona más delicada para aplicar un desodorante son las axilas, cualquier producto que apliquemos en nuestra piel debería ser lo más natural posible.

¿Qué es un desodorante para pies?

Qué es un desodorante para pies

En este artículo proponemos elaborar un sencillodesodorante natural que nos podemos aplicar en cualquier momento del día si nuestros pies suelen sudar u oler demasiado.

Este mismo producto también lo podemos aplicar en el interior de los zapatos durante la noche para absorber la humedad y neutralizar los olores.

Aunque la receta es parecida a la de un desodorante para axilas, en este caso potenciaremos un poco la concentración de los aceites esenciales, ya que tanto los pies como los zapatos suelen tener olores más fuertes.

Ingredientes

  • 100 g de arcilla blanca en polvo fino
  • 2 ½ cucharadas de bicarbonato de sodio (25 g)
  • 20 gotas de aceite esencial de limón
  • 20 gotas de aceite esencial de menta
  • 20 gotas de aceite esencial de canela o bien una cucharada sopera de canela en polvo (10 g)

Aunque muchas personas usan talco como desodorante o como base para otros productos caseros, en esta receta preferimos optar por la arcilla, cuyos beneficios para la salud son numerosos.

El talco podría taponar los poros y ser perjudicial a largo plazo.

El talco

Podemos añadir o variar los aceites esenciales según nuestros gustos personales, respetando la proporción de las cantidades.

Hemos elegido el de limón por su aroma refrescante y su poder limpiador y astringente. La menta también nos aporta frescor, mientras que la canela lo equilibra con su poder estimulante y calorífico.

Esta combinación de ingredientes también mejora la circulación en la planta de los pies y, como consecuencia, en las piernas.

Para una persona muy friolera que quiera potenciar el calor en los pies podemos sustituir el aceite de menta, que es refrescante, por el de jengibre, que es muy calorífico.

Estos ingredientes los podemos comprar en herbolarios y tiendas de productos dietéticos y naturales.

Te recomendamos leer: Jengibre: 9 razones para incluirlo en tu dieta

¿Cómo lo preparamos?

Pondremos todos los ingredientes en un bote en el que quede bastante espacio para poder agitarlos y que los aceites esenciales impregnen bien todo el polvo.

Este desodorante no tiene problemas de conservación ni caducidad, a pesar de que con el tiempo va perdiendo el aroma. Si nos dura mucho podemos ir añadiendo gotas de los aceites esenciales y agitar un poco el bote.

  • Lo aplicaremos en los pies antes de ponernos los calcetines, todas las veces que deseemos durante el día.
  • Para los zapatos aplicaremos un poco en el interior y lo dejaremos toda la noche.

 

Desodorantes caseros


5 desodorantes naturales para decirle adiós al mal olor en las axilas

Además de eliminar el mal olor de las axilas gracias a ingredientes como el bicarbonato también podremos acabar con la acumulación de células muertas que van oscureciendo la zona


Los desodorantes se han convertido en uno de los productos más utilizados en todo el mundo ya que, por estética e higiene, todos desean mantener alejados los malos olores corporales.

En el mercado hay disponibles diferentes presentaciones y marcas que, a lo largo de los años, han conquistado a los consumidores por su efectividad.

El problema es que se ha demostrado que muchos de sus componentes pueden llegar a ser tóxicos y, de hecho, algunos podrían estar relacionados con el desarrollo de ciertas enfermedades.

Por fortuna, existen algunas alternativas 100% naturales cuya composición puede neutralizar el mal olor sin provocar efectos indeseados.

Estas pueden elaborarse en casa y sus ingredientes son muy fáciles de adquirir en el mercado.

¿Quieres aprender a prepararlos?

1. Desodorante de bicarbonato de sodio y maicena

Bicarbonato y maicena desodorante

El bicarbonato de sodio es uno de los ingredientes naturales que, por sus propiedades antisépticas,puede acabar con el mal olor de las axilas.

En este caso lo combinamos con maicena y algunos aceites esenciales para potenciar sus beneficios y facilitar su aplicación.

Ingredientes

  • ½ taza de bicarbonato de sodio (100 g)
  • ½ taza de maicena (100 g)
  • 4 cucharadas de aceite de coco (60 g)
  • 1 cápsula de vitamina E
  • 10 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • 10 gotas de aceite de menta

¿Cómo prepararlo?

  • Incorpora el bicarbonato de sodio en un cuenco y mézclalo con la maicena y el aceite de coco.
  • Tras obtener una textura cremosa, agrega la cápsula de vitamina E y los aceites esenciales.
  • Vierte el producto en un frasco hermético y asegúrate de taparlo bien para que se conserve en buen estado.
  • Toma la cantidad necesaria para proteger las axilas y frótala con un suave masaje.

Lee también: Descubre cómo eliminar las axilas oscuras naturalmente

2. Desodorante de aloe vera y aceite de coco

Tanto el gel de aloe vera como el aceite de coco cuentan con componentes antibacterianos que ayudan a eliminar los malos olores corporales.

Ambos productos se destacan por su calidad nutricional que, entre otras cosas, protege la piel y la cura de las agresiones.

Ingredientes

  • ½ taza de gel de aloe vera (120 g)
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Incorpora los dos ingredientes en la licuadora y bátelos hasta que queden perfectamente integrados.
  • Toma la cantidad que consideres necesaria y frótala sobre las axilas.
  • Repite su uso dos veces al día.

3. Desodorante de bicarbonato de sodio y limón

Limón y bicarbonato de sodio

La pasta formada a base de bicarbonato de sodio y limón no solo sirve para remover el mal olor sino que además ayuda a eliminar las células muertas que se van acumulando en las axilas.

Este preparado es un aclarante natural que, tras varias semanas de uso, disminuye el aspecto oscuro que va adquiriendo esta zona de la piel.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (10 g)
  • El jugo de ½ limón

¿Cómo prepararlo?

  • Humedece el bicarbonato de sodio con el jugo de medio limón y frótalo sobre las áreas deseadas con suaves masajes circulares.
  • Espera que actúe 15 minutos y enjuaga con abundante agua.
  • Evita exponerte al sol tras aplicarlo para evitar posibles manchas.

4. Desodorante de vinagre de sidra de manzana y limón

Los ácidos naturales que contiene el vinagre de sidra de manzana son excelentes agentes para neutralizar el pH de la piel y reducir los malos olores.

Combinado con un poco de jugo de limón hace undesodorante caseroidóneo para todo tipo de pieles y necesidades.

Ingredientes

  • ¼ de taza de vinagre de sidra de manzana (62 ml)
  • ¼ de taza de jugo de limón (62 ml)
  • ¼ de taza de agua (62 ml)
  • 1 botella con atomizador

¿Cómo prepararlo?

  • Incorpora todos los ingredientes en una botella con atomizador y agítala para que todo quede bien integrado.
  • Rocía la cantidad necesaria sobre las axilas y déjala secar bien antes de vestirte.

Visita este artículo: 3 rituales de belleza fabulosos y que funcionan con vinagre de sidra de manzana

5. Desodorante de aceite de árbol de té

Aceite-de-árbol-de-té

Las cualidades antibacterianas del aceite esencial de árbol de té lo convierten en una buena alternativa para acabar con el mal olor.

Siempre es aconsejable mezclarlo con un ingrediente suave para evitar agresiones en la piel.

Ingredientes

  • 20 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • 1 cucharada de agua de rosas (10 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Combina los dos ingredientes en un recipiente y aplícalo sobre las axilas con la ayuda de un trozo de algodón.
  • Repite su uso dos o tres veces al día, todos los días.

Recuerda que aunque los productos aquí citados están hechos a base de ingredientes naturales, es conveniente hacer una pequeña prueba antes de usarlos en su totalidad.

Suspende su uso si notas algún tipo de reacción alérgica.

Desodorante natural y casero para pies y zapatos

Mientras que los convencionales pueden ser antitranspirantes y resultar perjudiciales a largo plazo, este desodorante natural no tapona los poros y podemos adaptarlo a nuestros gustos personales

Elaborar un desodorante natural en casa es posible con la sencilla receta que te proponemos en este artículo. De este modo evitaremos los ingredientes tóxicos y perjudiciales para la salud que incluyen la mayoría de desodorantes convencionales.

Descubre qué ingredientes necesitas y cómo preparar este desodorante natural que te servirátanto para el cuerpo como para quitar el olor de los zapatos.

Ventajas de los productos caseros

Ventajas de los productos caseros

Los productos de higiene y cosmética que utilizamos cada día incluyen muchas sustancias que son potencialmente tóxicas para nuestra salud: conservantes, detergentes, derivados del petróleo, etc.

Por este motivo es fundamental evitarlos lo máximo posible y optar por productos ecológicos o más naturales y respetuosos con nuestra piel y nuestra salud.

El problema es que estos productos más naturales suelen ser bastante más caros, por lo que, cada vez más, muchas personas están recuperando recetas antiguas y remedios caseros para sustituir sus productos diarios.

En este caso vamos a recuperar también un antiguo remedio para elaborar un desodorante natural muy eficaz y sin riesgos para la salud.

Ver también: 6 productos naturales de belleza e higiene

¿Por qué es importante un desodorante natural?

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo. A través de los poros se crean canales directos a nuestro riego sanguíneo. Por este motivo, y paraprevenir toxinas que puedan llegar a nuestro organismo, es muy importante elegir un desodorante natural sin ingredientes tóxicos.

Son muy perjudiciales los llamados desodorantes antitranspirantes ya que, al impedir el sudor, tampoco permiten que el cuerpo pueda sacar esas toxinas, las cuales se van acumulando en diferentes partes del cuerpo.

Tampoco son recomendables los que incluyen ingredientes como el aluminio, un metal pesado relacionado con la aparición de enfermedades neurodegenerativas.

Aunque la zona más delicada para aplicar un desodorante son las axilas, cualquier producto que apliquemos en nuestra piel debería ser lo más natural posible.

¿Qué es un desodorante para pies?

Qué es un desodorante para pies

En este artículo proponemos elaborar un sencillodesodorante natural que nos podemos aplicar en cualquier momento del día si nuestros pies suelen sudar u oler demasiado.

Este mismo producto también lo podemos aplicar en el interior de los zapatos durante la noche para absorber la humedad y neutralizar los olores.

Aunque la receta es parecida a la de un desodorante para axilas, en este caso potenciaremos un poco la concentración de los aceites esenciales, ya que tanto los pies como los zapatos suelen tener olores más fuertes.

Ingredientes

  • 100 g de arcilla blanca en polvo fino
  • 2 ½ cucharadas de bicarbonato de sodio (25 g)
  • 20 gotas de aceite esencial de limón
  • 20 gotas de aceite esencial de menta
  • 20 gotas de aceite esencial de canela o bien una cucharada sopera de canela en polvo (10 g)

Aunque muchas personas usan talco como desodorante o como base para otros productos caseros, en esta receta preferimos optar por la arcilla, cuyos beneficios para la salud son numerosos.

El talco podría taponar los poros y ser perjudicial a largo plazo.

El talco

Podemos añadir o variar los aceites esenciales según nuestros gustos personales, respetando la proporción de las cantidades.

Hemos elegido el de limón por su aroma refrescante y su poder limpiador y astringente. La menta también nos aporta frescor, mientras que la canela lo equilibra con su poder estimulante y calorífico.

Esta combinación de ingredientes también mejora la circulación en la planta de los pies y, como consecuencia, en las piernas.

Para una persona muy friolera que quiera potenciar el calor en los pies podemos sustituir el aceite de menta, que es refrescante, por el de jengibre, que es muy calorífico.

Estos ingredientes los podemos comprar en herbolarios y tiendas de productos dietéticos y naturales.

Te recomendamos leer: Jengibre: 9 razones para incluirlo en tu dieta

¿Cómo lo preparamos?

Pondremos todos los ingredientes en un bote en el que quede bastante espacio para poder agitarlos y que los aceites esenciales impregnen bien todo el polvo.

Este desodorante no tiene problemas de conservación ni caducidad, a pesar de que con el tiempo va perdiendo el aroma. Si nos dura mucho podemos ir añadiendo gotas de los aceites esenciales y agitar un poco el bote.

  • Lo aplicaremos en los pies antes de ponernos los calcetines, todas las veces que deseemos durante el día.
  • Para los zapatos aplicaremos un poco en el interior y lo dejaremos toda la noche.

 

Aprender rapido


 Cómo aprender en 2 días lo que te suele costar más de 6 meses.

    Tue, 23/05/2017 – 13:51

    La coartada de la falta de tiempo es una excusa previsible. Sin embargo, tal y como te contamos en un artículo anterior, bastan unas pocas horas, bien optimizadas, para lograr adquirir una nueva habilidad.

    Ya sea por nuestra curiosidad natural o porque necesitamos un nuevo conocimiento para nuestra carrera profesional, el principal obstáculo para aprender algo nuevo suele tener un claro culpable: nosotros mismos.

    La coartada de la falta de tiempo es una excusa previsible. Sin embargo, tal y como te contamos en un artículo anterior, bastan unas pocas horas, bien optimizadas, para lograr adquirir una nueva habilidad. Diferentes expertos en este campo inciden en que el secreto no reside en ponerse a leer libros como un loco ni en ver tutoriales hasta que los ojos se nos salgan de las órbitas. La clave reside en el así llamado metaprendizaje, es decir, en aprender a aprender bien.

    Benjamin Hardy es un experto en psicología y liderazgo que comparte tal opinión. En vista de la escasa reflexión que existe acerca de cómo optimizar el proceso para asimilar nuevos conocimientos, en su artículo ‘How To Learn In 2 Days What Normally Takes 6 Months’ nos presenta una serie de consejos para reducir de forma rotunda el esfuerzo necesario para ser cada día un poco más sabios. He aquí los más destacados:

    Sienta las bases

    Podemos saber adónde queremos llegar, pero conocer nuestra meta no significa, ni mucho menos, vislumbrar cuál es el camino que hay que seguir para alcanzarla. Tenemos, normalmente, una relativa certeza sobre los dos o tres primeros pasos que deberíamos llevar a cabo, pero lo que queda después puede ser un enorme vacío donde no es sencillo encontrar un rumbo seguro.

    Hay que crear, por consiguiente, una sólida base sobre la que construir nuestro aprendizaje. Tal apoyo se debería basar, según Hardy, en cuatro puntos definidos:

    •Márcate un primer objetivo claro.
    •Crea un plan concreto para alcanzarlo.
    •Selecciona con esmero las herramientas más adecuadas.
    •Genera a tu alrededor una buena estructura de apoyo, es decir, haz que tu familia y amigos comprendan y te ayuden, a ser posible, a lograr tu propósito.
    Si estas cuatro premisas se cumplen, tienes todo el campo abierto para poder dar tus primeros pasos con seguridad y motivación.

    Aprende con un propósito

    Solo aquellas personas interesadas en los aspectos lingüisticos suelen querer aprender un nuevo idioma por el mero hecho de aprenderlo. La mayoría de los que desean incorporar una nueva lengua a sus habilidades buscan una intención más práctica: viajar a un país que les resulta interesante, acercarse a una nueva cultura, leer libros o ver películas en el idioma original…

    Cuando definimos nuestro propósito definimos también nuestra motivación. La principal razón por la mayoría abandona un aprendizaje es porque ve el método, pero no el fin.

    Busca un buen profesor

    Ya fuera en la universidad o en las materias optativas del instituto, solíamos elegir las asignaturas en función de su nombre o de los contenidos que pensábamos que se iban a impartir. La desilusión era mayúscula cuando ese universo de conocimientos que parecía ‘a priori’ tan atractivo se venía abajo por culpa de un profesor desmotivado que se limitaba a impartir la asignatura como un hecho burocrático.

    El concepto de profesor va más allá de la persona. Un buen libro o un curso online pueden ser un magnífico maestro, sobre todo si ofrece el combustible que permite avanzar de manera rápida: “la motivación”.

    Cuenta, precisamente, Hardy su experiencia personal a la hora de buscar a alguien que le enseñase los fundamentos de programación que necesitaba para el negocio online que quería sacar adelante. Tras hallar a la persona adecuada, le bastaron dos días intensivos, viviendo en la propia casa de su profesor, para tener las bases de lo que les servían.

    Practica la inmersión

    El profesor, sin embargo, no es la única herramienta, y de hecho es bastante injusto cargar toda la responsabilidad del aprendizaje sobre él. Es fundamental, por ello, incorporar otros recursos que enriquezcan e incluso ofrezcan otro tipo de conocimiento.

    Siguiendo el ejemplo de los idiomas, mucha gente que ha viajado al extranjero reconoce que le han bastado un par semanas para haber aprendido más sobre la lengua de interés que dos años de lecciones en una academia. La inmersión supone adquirir el nuevo conocimiento en su contexto e implica una experiencia completa y tangible que se queda grabada con más facilidad.

    Repite hasta que se vuelva inconsciente

    En el libro ‘Zen en el arte del tiro con arco’ Eugen Herrigel cuenta la importancia que tiene para las disciplinas orientales la repetición de lo aprendido con el fin de interiorizar profundamente el trabajo llevado a cabo. Ilustra el autor que el propósito de esta arte no es conseguir acertar siempre en el objetivo, sino que el arquero y el blanco se vuelvan uno: “El arquero ya no es consciente de su yo, como un individuo cuya misión es acertar el blanco. Mas ese estado de no-conciencia lo alcanza solo si está enteramente libre y desprendido de su yo, si se aúna a la perfección de su destreza técnica“.

    Con la repetición se consigue así lo que Herriguel llama el “arte sin artificio”. Siguiendo la misma lógica, para lograr un saber profundo, Hardy aconseja progresar a través de la reiteración y no caer en la trampa de que una vez aprendido algo basta con pasar página y dejarlo en algún rincón de la memoria. La metáfora a seguir es la del jugador de baloncesto que empieza practicando numerosas veces desde la línea de tiros libres, para ir aumentando progresivamente la distancia e intentar encestar cada vez desde más lejos.

    Autoevalúa lo aprendido

    ¿Crees que has aprendido de verdad lo que querías saber? La evaluación es probablemente la fase más compleja del proceso, aquella sobre la que menos se ha escrito y sobre la que no hay métodos seguros. Si encima la valoración la tenemos que realizar nosotros mismos, la cosa se complica aún más. Con todo, en El Confidencial hemos hablado de una buena técnica de autoevaluación: intenta explicarte el nuevo conocimiento de la forma más sencilla posible. Si no lo consigues, o si a la hora de exponerlo te das cuenta de que existen lagunas, es que quizás la cosa necesita un repaso. Esto es lo que defendía el premio Nobel y profesor de física Richard Feynman

    En definitiva, cuando no conseguimos desarrollar la idea que nos interesa de modo que podamos explicarla con claridad, tenemos el indicador perfecto que nos señala que no la hemos interiorizado.

    Fuente: El Confidencial

    CC

    Tags:

    Memoria

    Categoria:

    Salud y bienestar

    La felicidad de los hijos


    GREGORIO LURI

    «Los padres que quieran hijos felices tendrán adultos esclavos de los demás»

    El filósofo navarro advierte que la sociedad no tratará a los niños por el grado de felicidad que tengan, sino por aquello que sepan hacer

    ÓSCAR DEL POZO |
    Luri matiza también que nuestro deber como padres es no incrementar de manera cruel la infelicidad inevitable

    12/01/2015 00:00h – Actualizado: 13/09/2015 17:38h

    Para el filósofo Gregorio Luri, buen conocedor del mundo educativo, y autor de «Mejor Educados» (Ariel), es mucho más sensato enseñar a nuestros hijos a superar las frustraciones inevitables que hacerles creer en la posibilidad de un mundo sin frustraciones. Luri, además, es especialmente crítico con aquellos que desean hijos felices. «Primero, yo creo que lo que hay que hacer es amar a la vida, no a la felicidad. Y no se puede amar a las dos al mismo tiempo. Porque la felicidad solo se puede conseguir jibarizando a la vida. Es decir, por medio de la idiocia. Además, no creo que existan los niños felices». Así lo asegura el ensayista navarro para quien la infancia no solo no es feliz, sino que suele ser una edad «terrible». «La vida es muy compleja. Otra cosa es que pueda haber momentos de gran alegría en la infancia. Pero también puede haberlos diez minutos antes de tu muerte», advierte. «Eso sí, teniendo también claro que no queremos hijos infelices y que lo contrario de la felicidad no es la infelicidad», matiza.

    —A cualquier padre que se le pregunte responde que quiere un hijo feliz. Y es abrumadora la sobreoferta de obras de psicología y de noticias que indican el camino más corto para llegar a la felicidad.


    RELACIONADA: 
    http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20130721/abci-carlota-libro-feliz-201307091011.html

    Papás contentos, hijos felices

    —A esos padres les pediría que abrieran los ojos y que me dijeran qué ven. La vida es compleja, llena de incertidumbres, y con un sometimiento terrible al azar. Estoy empezando a pensar que hay un sector de educadores postmodernos que se han convertido en el aliado más fiel de la barbarie, que lo que hacen es ocultar la realidad y sustituirla por una ideología buenista, acaramelada, y de un mundo de «teletubbies». Personalmente, me resultan más atractivas la valentía y el coraje de afirmar la vida. Tenga usted un hijo feliz y tendrá un adulto esclavo, o de sus deseos irrealizados o de sus frustraciones, o de alguien que le va a mandar en el futuro. Personalmente, me resulta mucho más atractiva la valentía, el coraje de afirmar la vida. Algo que ha sido, por otra parte, la gran tradición occidental desde Homero hasta hace dos días: Querer a la vida a pesar de que esta es injusta, tacaña, austera. No querer a la vida porque encontramos la forma de diluirnos todos en un acaramelamiento que hasta me parece soez. Ahora la felicidad se puede entender como el recorte de las aspiraciones.

    —Tampoco queremos hijos infelices.

    COMENTARIOS

    Ver todos los comentarios

    —En absoluto, eso sería de juzgado de guardia. Hay que tener claro que lo contrario de la felicidad no es la infelicidad, es la realidad. Hay que asumir la complejidad del mundo. Como seres humanos nuestro deber no es ser felices, es desarrollar nuestras capacidades más altas. Y la felicidad es una ideología que milita contra esto. ¿Por qué? Por la simpleza de nuestros teóricos, que nos llevan a una felicidad en cursivas. Procure que sus hijos no sean infelices, y después enséñeles la realidad, a sobrellevar sus frustraciones, a sobrellevar un no. Estamos creando niños muy frágiles y caprichosos, sin resistencia a la frustración, y además convencidos de que alguien tiene que garantizarles la felicidad. Y si alguien no se la garantiza, se encuentran ante una desgracia metafísica. Porque cuando nuestros hijos salgan al mercado, la sociedad no les va a medir por su grado de felicidad, sino por aquello que sepan hacer, que es exactamente lo que se le pide a las personas con las que nos relacionamos. Cuando vamos al dentista, no nos importa que sea feliz, sino que sea profesional en lo que hace. Si necesitamos un fontanero, querremos que sea eficiente, rápido, y a ser posible barato. Hombre, si es amable, mejor. Pero desde luego no vamos a valorar si es un fontanero feliz. Además, me parece muy sano que nuestras relaciones sociales, especialmente con los desconocidos, no estén mediadas más que por su profesionalidad, sin necesidad de estar pendientes de la emotividad.

    —En su libro «Mejor educados» tiene un capítulo que reza: «Desconfíe del profesor que quiere hacer feliz a su hijo». ¿También de la escuela?

    —De las que prometen «experiencias». Una escuela lo que tiene que ofrecer es la posibilidad de realizar trayectorias, no experiencias. Y en el caso concreto de los niños pobres, la posibilidad de cambiar de trayectoria, de liberarse, y de abrirse puertas. En educación o se puede ser «progre» con los pobres. Si vuestros hijos van a una de esas escuelas en las que Bucay es el intelectual de referencia, competir está prohibido, cuando juegan, todos ganan y nadie pierde, y se considera más importante educar emocionalmente que enseñar álgebra, entonces, manteneos vigilantes. El mundo, sea lo que sea, no es un fruto de nuestro deseo. Y está muy bien que no sea así, porque si no cada uno tendríamos el nuestro. Y la realidad es aquello que un escritor catalán decía: «Ante la realidad, siempre se está en primera fila». Esto hay que saberlo. Y de todas formas, te llevas unos cuantos sopapos en la vida. Lo cierto es que hay que estar listo para eso. Pero… ¿para qué estamos preparando nosotros a nuestros hijos? Para ser felices, mientras las madres «tigre» chinas, por ejemplo, entrenan a sus hijos para que sean capaces de ir a cualquier universidad del mundo. Nos puede parecer que son demasiado estrictas, pero la realidad de los resultados de sus hijos nos obliga a no hacer demasiadas bromas con ellas, porque existe la posibilidad de que en el futuro sean los jefes de los nuestros. ¿Conclusión? Queramos hijos felices, que tendremos que ir con nuestro currículum de la felicidad a buscar trabajo en empresas chinas.

    —En este sentido, usted aboga por las escuelas tradicionales, frente a otras modernidades pedagógicas. ¿Por qué?

    —Mire, hay escuelas, tanto públicas como privadas, que ponen gran entusiasmo en dejar bien claro que no son tradicionales. Viven en la fantasía de que una escuela no puede ser buena si no ha roto con la tradición pedagógica. Quieren ser exclusivamente escuelas del siglo XXI. No es raro que se definan a sí mismas con fórmulas retóricas muy sofisticadas detrás de las cuales no hay ningún contenido claro. Pienso en la psicología positiva, la educación emocional, las inteligencias múltiples… etcétera. Frente a esto, están las escuelas tradicionales, llenas de imperfecciones sí, pero que acumulan una larga experiencia de ensayos y de errores que deberíamos tener en cuenta antes de jugarnos la educación de nuestros hijos a la única carta de nuestra ingenuidad. Es más, con frecuencia la pedagogía beata añade a su propuesta de hacer felices a los niños algo que parece más serio: «hacerlos mejores personas». ¿Pero se puede puede ser mejor persona sin conocimientos, sin capacidad para mantener la atención, sin competencias, sin hábitos? Piense usted en su propio mundo antes de responder a esta pregunta: ¿Se puede ser creativo sin tener conocimientos? ¿Y la memoria, es un estorbo para tener conocimientos?

    —También asegura usted en su obra que la escuela perfecta no existe.

    —Esto hay que tenerlo claro cuando se busca un centro educativo para los hijos. Cada escuela tiene sus puntos débiles. Y esto causa una cierta frustración a muchas familias, pero así son las cosas: no existen ni la familia ni la escuela perfecta. Lo que hay que pensar es en el clima intelectual de la familia y en los hábitos de trabajo que reinan en ella. Esos serán mejores indicadores del éxito o el fracaso escolar del niño que la escuela misma. Y, desde luego, el trabajo diario de los niños nos predice con más fiabilidad su futuro éxito que la cantidad que paguemos de cuota escolar.

    —Los padres de ahora, ¿son demasiado flexibles con sus hijos?

    —No, lo que están es perplejos. Y existen elementos objetivos para su perplejidad. En contra de lo que se dice de que los padres han dimitido, pienso que están más preocupados que nunca, quizá demasiado. En este sentido, soy partidario de reformular los derechos de los niños. El primero de todos sería que los hijos tienen derecho a tener unos padres tranquilos, que no estén continuamente preocupados, pendientes de qué tienen que hacer en el momento en que se encuentran sus hijos. Segundo, que tienen derecho a tener unos padres imperfectos. Porque así tienen relación con seres humanos. Voy a decir algo que me parece esencial: ser adulto, o hacerse adulto, es aprender a querer a los que te rodean a pesar de que estén llenos de faltas. La clave de todo esto de la felicidad es una ideología muy extraña que considera que la vida es un conjunto de problemas, cuya respuesta nos la puede dar no sé qué sabiduría, y en el momento en que tengamos respuesta a esa sabiduría seremos felices. Eso es un cuento chino.

    Las redes sociales y la felicidad: «Nadie puede considerarse feliz hasta el día de su muerte»

    —Es muy común alardear de felicidad a través de internet.

    —No veo el porqué ir proclamando sentimientos por ahí, ni porqué estar contaminando a los demás de mi estado emotivo… Cada uno tiene sus propias preocupaciones. La gente es muy cansina alardeando de lo felices que son, y las redes sociales no ayudan, desde luego. Hay una historia clave y maravillosa de Herodoto en el segundo libro de su historia, que lo explicaría muy bien: Un día el rey Creso recibe a Solón de Atenas, un poeta, reformador, legislador y estadista ateniense, uno de los siete sabios de Grecia. Cuando llega a palacio, Creso le señala su tesoro y le pregunta ¿conoces a alguien más feliz que yo? y Solón de Atenas le responde: «Nadie puede considerarse feliz hasta el día de su muerte». Esta es la paradoja. Creso no entiende sus palabras hasta que los persas conquistan su reino, lo cogen prisionero, y lo ponen en una pira para prenderle fuego y que muera. Cuando va a morir comienza a llorar y le preguntan: ¿Qué te pasa? «Es que me estoy acordando de las palabras de Solón», responde. Porque ni puedes controlar la fortuna de verdad, ni tus estados de ánimo. Son los estados de ánimo los que te dominan a tí, y al que me diga que es capaz de programar el estado de ánimo que va a tener dentro de tres días a las cinco quince, yo me veo obligado a decirle que es un memo. Son los estados de ánimo los que se apoderan de nosotros. Por eso a veces no entendemos porque estamos de mal humor si tenemos una familia a la que queremos, un buen trabajo… Los estados de ánimo son un estado antropológico muy importante y muy serio, y no obedecen a una programación técnica.

    http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20150112/abci-educacion-felicidad-gregorioluri-201412231135.html