Ruellia Tuberosa: escopetera, escopetilla, yuquilla o jaquita​


250px-wayside_tuberose_-ruella_tuberosa-_flower_in_hyderabad2c_ap_w_img_6628p1160928

(Ruellia tuberosa L. ) Conocida en Venezuela como escopetera, escopetilla o yuquilla, jaquita o yuquilla, raíz de barreto, oreja de ratón, peonilla, , explota-plota . Al caer la flor  quedan unos  frutos que el secarse se convierten en capsuals  marrones que explotan cuando se humedece la parte superior ( de muchacho la conocia  asi como Plota Plota o explota plota, y si, mojando la punta de la capsula con saliba a los 2 o tres segundo explotaba dispersando las semillas).
A continuación se describen o incluyen información  de unos extractos de una tesis doctoral de farmacología de la UCV, con la información dada por el autor,  de mucho valor .

Es planta perteneciente a la familia de las acantáceas. Presenta fotonastia de manera que sus flores se abren por la mañana y se cierran por la tarde. Es bastante reconocida por sus frutos que son cápsulas de semillas sensibles a la humedad.
Esta es una especie de uso etnomédico para la diabetes y para problemas renales.
Esta especie es utilizada de manera tradicional para el tratamiento de:

  • la diabetes,
  • las anemias,
  • como diurético y
  • para el tratamiento de diversos problemas renales.

    Asimismo, sus partes aéreas han sido estudiadas de manera exhaustiva, mostrando actividad :

  • antioxidante,
  • antiinflamatoria,
  • antidiabética,
  • antinociceptiva,
  • nefroprotectora y
  • analgésica

en varios modelos experimentales in vivo e in vitro.
Sin embargo, la raíz ha sido poco estudiada, a pesar de que esta parte de la planta es utilizada en la medicina tradicional venezolana.

Se ha demostrado que extractos orgánicos de las hojas o partes aéreas de R. tuberosa L. producen un efecto hipoglicemiante en conejos y en ratas con diabetes inducida por el aloxano y en ratas con diabetes tipo II inducida por la estreptozotocina (ETZ) combinada con la nicotinamida.
Igualmente, el extracto hidroalcohólico de sus hojas frescas fue capaz de revertir, de manera crónica, el daño renal en las ratas con diabetes inducida por el aloxano, evaluado desde el punto de vista de sólo dos marcadores de la función renal: el nitrógeno ureico en sangre (BUN) y la creatinina plasmática
Se ha demostrado que contiene un glucósido flavonoide apigenina-7-D-glucurónido, y se manifiesta la actividad antioxidante

Efecto protector de la raíz de  l. sobre el daño renal inducido por la diabetes experimental

La diabetes es uno de los principales problemas de la salud pública mundial, en parte debido a su asociación con otras enfermedades cardiometabólicas. La diabetes mellitus es asociado a trastornos como la obesidad, hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca e insuficiencia renal y
La nefropatía es una de las principales causas de muerte en esta enfermedad. La nefropatía es considerada como una de las complicaciones más importante de esta enfermedad, la condición diabética es la principal causa de insuficiencia renal terminal
Se conocen varios mediadores celulares de la nefropatía diabética:

  • la angiotensina II,
  • los productos de glicosilación avanzada,
  • las kinasas activadas por mitógenos,
  • las especies reactivas de oxígeno y nitrógeno,
  • entre otras,

Cuya activación conduce a aumento de la síntesis de proteínas de la matriz extracelular, el ensanchamiento del glomérulo, el daño tubular y la fibrosis.
En el campo de la etnofarmacología existen diversos estudios que han aportado nuevas especies, fitofármacos y productos naturales para el tratamiento no sólo de la diabetes, sino también de sus complicaciones.
En Venezuela son muy pocas las plantas que han sido estudiadas.

El riñón, al igual que la mayoría de órganos afectados por la hiperglicemia, sufre un daño celular mediado por diferentes moléculas.

Con el fin de validar su uso tradicional como antidiabético y de conocer la capacidad protectora ante las complicaciones de la diabetes, en el trabajo que se referencia se evaluó el efecto del extracto acuoso de la raíz de R. tuberosa L. sobre el daño renal en un modelo de ratas con diabetes inducida por la estreptozotocina (ETZ). Asimismo, se estudió la relación de la actividad protectora de la RT con su potencial actividad antioxidante. Para ello, se evaluaron las modificaciones de la glicemia, de los marcadores de daño renal y del sistema antioxidante renal. Los resultados demuestran que RT presenta actividad antioxidante y fue capaz de disminuir y/o revertir la alteración de los marcadores del daño renal inducido por la hiperglicemia. Igualmente, RT contrarrestó la disminución de la actividad de la CAT, la SOD, la GPx y la GR inducida por la glucosa in vivo. Todos estos hallazgos establecen al RT como un antioxidante con efecto protector sobre el daño renal en la diabetes, a través de un mecanismo que involucra la disminución de la glicemia y del estrés oxidativo. Esto aporta, por primera vez, información acerca de los efectos farmacológicos de la especie, a la vez que contribuye a la validación de su uso tradicional y al desarrollo de este potencial fitofármaco.

CIANGHEROTTI, Carlos et al. ( Eficacia de su raíz en la protección del daño renal en un modelo de diabetes inducida ) Efecto protector de la raíz de Ruellia Tuberosa l. sobre el daño renal inducido por la diabetes experimental. [online]. 2013, vol.32, n.4 [citado  2021-12-04], pp.57-66. Disponible en: <http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0798-02642013000400001&lng=es&nrm=iso&gt;. ISSN

0798-0264.https://es.wikipedia.org/wiki/Ruellia_tuberosa#cite_note-Colmeiro-1

Blog recomendado: https://www.arsenalterapeutico.com/2016/09/10/una-yuquilla-como-ejemplo-de-el-deber-ser-en-fitoterapia/

Los hidratos de carbono son peores que las grasas


SALUD

Por qué los hidratos de carbono son peores que las grasas para el corazón

La reveladora afirmación la hizo a Infobae el médico cardiólogo argentino israelí Alberto Hendler. «Las nuevas indicaciones de la OMS sugieren reducir el consumo de harinas y azúcares para prevenir los procesos inflamatorios que éstos provocan en las arterias», aseguró

 

Los hidratos de carbono causan un efecto inflamatorio en las arterias (iStock)

Continuar leyendo «Los hidratos de carbono son peores que las grasas»

Comer sano


¿Por qué nos da sueño después de comer?

Sep 13, 2017 2:50 pm Publicado en: SaludTitulares

 Lo que ocurre en el cuerpo cuando da sueño después de comer ciertos alimentos (de elevado índice glucémico, como el pan) es que el cuerpo libera altas dosis de glucosa, y eso hace que reduzca sus niveles de atención y entre en un estado de aletargamiento, reseña Harmonia.

Continuar leyendo «Comer sano»

lectura en la niñez es la base para la inteligencia


TENDENCIAS

Confirmado: la lectura en la niñez es la base para la inteligencia

Un estudio realizado por la Universidad de Edimburgo afirmó la idea de que la inteligencia no es una capacidad fija sino que depende de factores externos. Sus beneficios en la etapa adulta

los niños expuestos a leer tienen un mayor inteligencia como también puntuaciones más altas durante la etapa escolar

Continuar leyendo «lectura en la niñez es la base para la inteligencia»

Salud y Descanso. Sindrome de la cabeza que Explota


El sindrome de la cabeza que explota puede ser muy angustioso para quienes lo sufren (iStock)

A la hora de dormir son muchas las personas que padecen de trastornos, desórdenes y problemas que atentan contra su buen descanso. El insomnio es de los más conocidos pero hay muchos más que son desconocidos, aunque afecten a una gran cantidad de personas.

Si alguna vez escuchaste un ruido muy fuerte y repentino a la hora de dormir, que resulta ser en realidad un sonido imaginario, no estás perdiendo la cabeza. De hecho, es probable que sea porque estás entre el 10 o 15% de las personas que experimentan el «síndrome de la cabeza que explota» (EHS, por su nombre en inglés: «exploding head syndrome«), un fenómeno que aparece, sigiloso, en el momento en que una persona se está quedando dormida.

El EHS comienza cuando una persona escucha un ruido fuerte -como un estallido o estruendo- muy cercano, como si procediera de la propia cabeza. Generalmente es indoloro y dura sólo unos segundos, pero es un ruido similar al de truenos, disparos o hasta fuegos artificiales, potentes y fugaces, pero fundamentalmente inexistentes. «Hay un repentino crescendo de ruido, luego una explosión profunda, una sensación de electricidad y un brillante destello en la visión, como si alguien hubiera encendido un proyector delante de mi cara», explicó una víctima de este trastorno a la cadena BBC.

Si bien no es riesgoso, puede ser muy angustiante para los que sufren del “sindrome de la cabeza que explota” (iStock)

Si bien no es riesgoso, puede ser muy angustiante para los que sufren del “sindrome de la cabeza que explota” (iStock)

Las personas que lo padecen responden a este síndrome de maneras diferentes. Algunos piensan que escucharon un ruido real y se despiertan confundidos, buscando la fuente del estruendo. Otros, generalmente quienes lo sufren con más frecuencia, tienden a tener ansiedad, evitar el descanso, o se sienten aterrados cuando se van a la cama, desencadenando otros trastornos como pesadillas o insmonio.

Tan desconocido es este desorden que para algunos incluso hay una conexión con teorías conspirativas. «Algunas personas creen que no son eventos naturales, sino que son esencialmente causados ​​por agencias gubernamentales malévolas», señaló Brian Sharpless, profesor asociado de la Escuela Americana de Psicología Profesional en la Universidad Argosy, en Estados Unidos, que ha dirigido estudios sobre este trastorno particular y es autor del reciente libro Desórdenes psicológicos inusuales y extraños. «He recibido varias llamadas telefónicas de teóricos de conspiraciones que no creen en las explicaciones científicas al respecto de esta condición».

El cerebro no se «apaga»

Debido a que el «trastorno de la cabeza que explota» ocurre cuando una persona se está quedando dormida, varios investigadores sostienen que podría estar relacionado a que el cerebro tiene problemas para «apagarse».
«La forma en que suelo explicar el síndrome es que se debe considerar al cerebro como una computadora», dijo Sharpless. «Uno pasa por una serie de pasos cuando está apagando una computadora. Con el cerebro es lo mismo. Al irnos a dormir, nuestras neuronas auditivas y visuales se inhiben. Lo que pensamos que sucede durante este desorden es que, en lugar de apagarse, estas neuronas se disparan a la vez y, cuando lo hacen, crean una percepción de sonido aumentada. Por eso se oyen ruidos fuertes».

Sharpless develó también que el desorden está conectado a casos de parálisis del sueño, una condición en la cual una persona se despierta incapaz de moverse o hablar durante unos minutos. En un estudio de 211 estudiantes unviersitarios, Sharpless y su equipo descubrieron que la tasa general de este trastorno fue del 18%. Y, dentro de ellos, el 37% también experimentaba parálisis del sueño.

“El síndrome de la cabeza que explota” no es riesgoso (iStock)

“El síndrome de la cabeza que explota” no es riesgoso (iStock)

Es más común de lo que se cree

El EHS tiene una larga historia en la literatura médica, y la primera referencia de sus efectos data de 1870. «En realidad no es raro», indicó Sharpless. «Para la mayoría de la gente, sin embargo, ocurre con poca frecuencia, y sólo hay un número relativamente pequeño de personas que lo experimentan en la medida en que se torna problemático».

Se creía inicialmente que el síndrome se produce más comúnmente en las mujeres mayores de 50 años pero, en su investigación, Sharpless descubrió que alrededor del 13% de los voluntarios lo habían experimentado al menos una vez. Sin embargo, los expertos indican que se necesita más investigación todavía para determinar qué grupos de personas son más propensos a ser víctimas y con qué frecuencia.

No hay mucho que puedas hacer al respecto

Por ahora, no hay tratamientos bien establecidos para este problema todavía, y nunca ha habido un ensayo controlado para ello. «No hay mucho dinero para estudiar el EHS y muchos médicos nunca han oído hablar de él», dijo Sharpless. Todavía hay otros trastornos más urgentes, que merecen más atención.

El EHS puede traer muchos problemas y desórdenes de sueño a quienes lo padecen (iStock)

El EHS puede traer muchos problemas y desórdenes de sueño a quienes lo padecen (iStock)

El mejor consejo para las víctimas es «no asustarse y darse cuenta de que es un evento natural». Pero para aquellos que experimentan el trastorno con una frecuencia insportable, o con una intensidad particularmente preocupante, se puede aconsejar -médico mediante- el uso de antidepresivos, bloqueadores de los canales de calcio (que a menudo se utilizan para trastornos de dolor de cabeza) o anticonvulsivantes.

«En general, cada vez que uno tiene trastornos del sueño, uno de las mejores y más fáciles soluciones que se pueden implementar es intentar regularlos a través de una rutina que implique acostarse y despertarse todos los días a las mismas horas. Además, evitar siempre el uso de alcohol o cafeína antes de acostarse», puntualizó Sharpless.

«Simples cosas como esas realmente pueden conducir a una reducción de los episodios. Si el EHS no es perturbador, no produce un estado de ansiedad y alerta generalizado, y es sólo una de esas experiencias nocturnas extrañas que pueden comentarse enter risas a la mañana, no hay de qué preocuparse», concluyó el experto.

LEA MÁS:

El ejercicio 4-7-8: cómo conciliar el sueño en menos de un minuto

Terror nocturno: el trastorno del sueño que afecta a los más chicos

Los problemas del sueño tienen fuertes vínculos con la salud mental

Adictos al insomnio: la insospechada causa del trastorno que afecta a cada vez más argentinos

Parasomnias: los extraños y frecuentes trastornos del sueño

Ruido blanco: ¿aliado o enemigo del buen descanso?

Aprender rapido


 Cómo aprender en 2 días lo que te suele costar más de 6 meses.

    Tue, 23/05/2017 – 13:51

    La coartada de la falta de tiempo es una excusa previsible. Sin embargo, tal y como te contamos en un artículo anterior, bastan unas pocas horas, bien optimizadas, para lograr adquirir una nueva habilidad.

    Ya sea por nuestra curiosidad natural o porque necesitamos un nuevo conocimiento para nuestra carrera profesional, el principal obstáculo para aprender algo nuevo suele tener un claro culpable: nosotros mismos.

    La coartada de la falta de tiempo es una excusa previsible. Sin embargo, tal y como te contamos en un artículo anterior, bastan unas pocas horas, bien optimizadas, para lograr adquirir una nueva habilidad. Diferentes expertos en este campo inciden en que el secreto no reside en ponerse a leer libros como un loco ni en ver tutoriales hasta que los ojos se nos salgan de las órbitas. La clave reside en el así llamado metaprendizaje, es decir, en aprender a aprender bien.

    Benjamin Hardy es un experto en psicología y liderazgo que comparte tal opinión. En vista de la escasa reflexión que existe acerca de cómo optimizar el proceso para asimilar nuevos conocimientos, en su artículo ‘How To Learn In 2 Days What Normally Takes 6 Months’ nos presenta una serie de consejos para reducir de forma rotunda el esfuerzo necesario para ser cada día un poco más sabios. He aquí los más destacados:

    Sienta las bases

    Podemos saber adónde queremos llegar, pero conocer nuestra meta no significa, ni mucho menos, vislumbrar cuál es el camino que hay que seguir para alcanzarla. Tenemos, normalmente, una relativa certeza sobre los dos o tres primeros pasos que deberíamos llevar a cabo, pero lo que queda después puede ser un enorme vacío donde no es sencillo encontrar un rumbo seguro.

    Hay que crear, por consiguiente, una sólida base sobre la que construir nuestro aprendizaje. Tal apoyo se debería basar, según Hardy, en cuatro puntos definidos:

    •Márcate un primer objetivo claro.
    •Crea un plan concreto para alcanzarlo.
    •Selecciona con esmero las herramientas más adecuadas.
    •Genera a tu alrededor una buena estructura de apoyo, es decir, haz que tu familia y amigos comprendan y te ayuden, a ser posible, a lograr tu propósito.
    Si estas cuatro premisas se cumplen, tienes todo el campo abierto para poder dar tus primeros pasos con seguridad y motivación.

    Aprende con un propósito

    Solo aquellas personas interesadas en los aspectos lingüisticos suelen querer aprender un nuevo idioma por el mero hecho de aprenderlo. La mayoría de los que desean incorporar una nueva lengua a sus habilidades buscan una intención más práctica: viajar a un país que les resulta interesante, acercarse a una nueva cultura, leer libros o ver películas en el idioma original…

    Cuando definimos nuestro propósito definimos también nuestra motivación. La principal razón por la mayoría abandona un aprendizaje es porque ve el método, pero no el fin.

    Busca un buen profesor

    Ya fuera en la universidad o en las materias optativas del instituto, solíamos elegir las asignaturas en función de su nombre o de los contenidos que pensábamos que se iban a impartir. La desilusión era mayúscula cuando ese universo de conocimientos que parecía ‘a priori’ tan atractivo se venía abajo por culpa de un profesor desmotivado que se limitaba a impartir la asignatura como un hecho burocrático.

    El concepto de profesor va más allá de la persona. Un buen libro o un curso online pueden ser un magnífico maestro, sobre todo si ofrece el combustible que permite avanzar de manera rápida: “la motivación”.

    Cuenta, precisamente, Hardy su experiencia personal a la hora de buscar a alguien que le enseñase los fundamentos de programación que necesitaba para el negocio online que quería sacar adelante. Tras hallar a la persona adecuada, le bastaron dos días intensivos, viviendo en la propia casa de su profesor, para tener las bases de lo que les servían.

    Practica la inmersión

    El profesor, sin embargo, no es la única herramienta, y de hecho es bastante injusto cargar toda la responsabilidad del aprendizaje sobre él. Es fundamental, por ello, incorporar otros recursos que enriquezcan e incluso ofrezcan otro tipo de conocimiento.

    Siguiendo el ejemplo de los idiomas, mucha gente que ha viajado al extranjero reconoce que le han bastado un par semanas para haber aprendido más sobre la lengua de interés que dos años de lecciones en una academia. La inmersión supone adquirir el nuevo conocimiento en su contexto e implica una experiencia completa y tangible que se queda grabada con más facilidad.

    Repite hasta que se vuelva inconsciente

    En el libro ‘Zen en el arte del tiro con arco’ Eugen Herrigel cuenta la importancia que tiene para las disciplinas orientales la repetición de lo aprendido con el fin de interiorizar profundamente el trabajo llevado a cabo. Ilustra el autor que el propósito de esta arte no es conseguir acertar siempre en el objetivo, sino que el arquero y el blanco se vuelvan uno: “El arquero ya no es consciente de su yo, como un individuo cuya misión es acertar el blanco. Mas ese estado de no-conciencia lo alcanza solo si está enteramente libre y desprendido de su yo, si se aúna a la perfección de su destreza técnica“.

    Con la repetición se consigue así lo que Herriguel llama el “arte sin artificio”. Siguiendo la misma lógica, para lograr un saber profundo, Hardy aconseja progresar a través de la reiteración y no caer en la trampa de que una vez aprendido algo basta con pasar página y dejarlo en algún rincón de la memoria. La metáfora a seguir es la del jugador de baloncesto que empieza practicando numerosas veces desde la línea de tiros libres, para ir aumentando progresivamente la distancia e intentar encestar cada vez desde más lejos.

    Autoevalúa lo aprendido

    ¿Crees que has aprendido de verdad lo que querías saber? La evaluación es probablemente la fase más compleja del proceso, aquella sobre la que menos se ha escrito y sobre la que no hay métodos seguros. Si encima la valoración la tenemos que realizar nosotros mismos, la cosa se complica aún más. Con todo, en El Confidencial hemos hablado de una buena técnica de autoevaluación: intenta explicarte el nuevo conocimiento de la forma más sencilla posible. Si no lo consigues, o si a la hora de exponerlo te das cuenta de que existen lagunas, es que quizás la cosa necesita un repaso. Esto es lo que defendía el premio Nobel y profesor de física Richard Feynman

    En definitiva, cuando no conseguimos desarrollar la idea que nos interesa de modo que podamos explicarla con claridad, tenemos el indicador perfecto que nos señala que no la hemos interiorizado.

    Fuente: El Confidencial

    CC

    Tags:

    Memoria

    Categoria:

    Salud y bienestar