No mires arriba. (Don’t Look Up)


Se estrenó el 5 de diciembre de 2021 en el cine y llegó el 24 de ese mismo mes al mercado digital «streaming».

Al 5 de enero de 2022 se posiciona como la 3ra mas vista de Netflix

Alerta roja. 364,02 millones
Bird Box: a ciegas. 282,02 millones
No mires arriba. 263,32 millones

En ‘No mires arriba’, el último gran éxito de Netflix,

La película que ha sido el “hit” del inicio del año, “No mires arriba” (Don’t Look Up), es una sátira brillante que pinta con crudeza la “alienación” que padecemos la mayoría de los mortales frente a los mecanismos de “comunicación de masas”. Pero también desnuda la mediocridad y el cortoplacismo de una dirigencia incapaz de priorizar lo importante frente a la presión cotidiana de hechos frívolos o secundarios.
La comedia de Adam McKay (cuidado con los ‘spoilers’ a partir de aquí) utiliza algo tan gráfico como que se descubre un cometa que terminara empotrándose contra la Tierra y la humanidad va a ser aniquilada, la mayor parte de las especies se extinguirán y la catástrofe tendrá dimensiones inimaginables, (esto como alegoría del peligro que realmente se nos viene encima, el cambio climático), y de cómo decidimos ignorar las advertencias por muy aterradoras que sean provenientes de los científicos que se desesperan por comunicar la amenaza al mundo. Esto pues los científicos se encuentran con políticos ineptos más preocupados por sus resultados electorales y los medios de comunicación.

Con un elenco de entre otros:
DiCaprio y Lawrence quienes son los defensores de la ciencia,
Streep es la presidenta conservadora de EE.UU.,
Blanchett es una conductora de televisión que pinta todo de maravilla, y
Grande da vida a una cantante de pop, cuya vida personal parece ser más importante que el hecho de que el planeta se destruirá muy pronto.
(Cualquier parecido con la realidad es más que coincidencia.)

-La película narra cómo una estudiante avanzada de Astronomía de la universidad de Michigan Kate Dibiasky (Jennifer Lawrence) descubre un cometa que nombra con su apellido, Dibiansky, mientras su tutor académico Randall Mindy (Leonardo DiCaprio) descubre que el objeto espacial proveniente de los confines del Sistema Solar que se dirige hacia la Tierra y colisionará con el planeta y causará muerte y destrucción de todo lo existente.  La roca, un ‘destructor de planetas’ de unos 9 km de longitud -de un tamaño similar a la que acabó con los dinosaurios hace unos 66.000 millones de años- impactará en seis meses.

-Cuando esta pareja de astrónomos alertan de esta emergencia a la NASA, reciben la asistencia del Dr. Oglethorpe (Rob Morgan) y son enviados a contar la noticia a la mismísima presidenta de EE.UU., Jane Orlean (Meryl Streep). Acuden a Washington, pero ni a ella ni al resto de la Casa Blanca parece importarle el futuro del mundo. «Estoy tan aburrido», resopla el jefe de personal Jason (Jonah Hill) en la Casa Blanca cuando el doctor Mindy intenta explicarle por qué está seguro de lo que va a suceder. La presidenta muy parecida a Donald Trump minimiza el pronóstico ocupada en otros asuntos convenientes a su carrera política o sus amigos empresarios, en particular, uno parecido a Elon Musk. Los medios, el algoritmo, la derecha, el anticientificismo y todo caen bajo la brocha de sátira con la que pinta su película el director Adam MacKay.

-Por esa razón, Kate y Randall deciden también acudir a los medios de comunicación y lograr aparecer The Daily Rip, un vibrante programa matutino conducido por los presentadores Brie (Cate Blanchett) y Jack (Tyler Perry), frívolos -«¿Existen los extraterrestres? ¿Puede esa roca caer sobre la casa de mi exmujer?», preguntan. La parodia llega al extremo en un programa de televisión matutino en el que los presentadores,  se carcajean del asunto a vida o muerte y tratan a Dibiasky, ya desesperada por hacerse oír, como una chiflada antipática.

-Sin embargo, para ese momento, otra noticia banal ha opacado lo que ellos tienen que decir y nuevamente nadie toma en serio las advertencias de que la vida humana podría extinguirse dentro de poco tiempo, un comisario candidato a la Suprema Corte, el romance de dos cantantes o un pedo de Sting desplazan la atención pública y, en el caso de la Presidenta de los EEUU, un negocio multimillonario propuesto por un mega empresario amigo, tecnócratas multimillonarios cuyo único objetivo es hacerse aún más multimillonarios , y por no hablar del importante porcentaje de negacionistas, conspiracionistas, bulos y memes absurdos. Parecen ser más importantes que una operación posible para desviar el cometa y evitar el holocausto final de la humanidad.

*El intencional error de edición , a una hora con 28 minutos y 10 segundos del metraje, aparece rápidamente una toma del equipo de producción en medio del rodaje de la cinta. Se atribuye por el director para mostrar el ambiente de trabajo de filmacion durante la pandemia.

‘No mires arriba’: ¿Es posible evitar el fin del mundo en seis meses? –

3 enero, 2022

No en cien años

Con el asesoramiento de Amy Mainzer, profesora de ciencia planetaria en la Universidad de Arizona, la cinta también pone de actualidad el asunto de la defensa planetaria, con las licencias (unas cuantas) propias de Hollywood. Para empezar, «sería extrañísimo, prácticamente imposible, que descubramos un objeto de ese tamaño con tan poco tiempo de reacción. Un cuerpo así se habría visto mucho antes», afirma José María Madiedo, vinculado al Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC).

La NASA tiene una Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria (PDCO), encargada de buscar y caracterizar rocas «potencialmente peligrosas», aquellas cuyas órbitas llegarán a menos de 8 millones de km de la Tierra y con un tamaño lo suficientemente grande (de 30 a 50 metros) como para causar daños significativos. La organización, que por cierto es mencionada en la película, emite advertencias sobre los efectos de impactos potenciales y estudia estrategias y tecnologías para mitigarlos.

Como explican desde la agencia espacial estadounidense, más del 95% de los asteroides cercanos a la Tierra de unos 50 metros o más grandes han sido descubiertos, rastreados y catalogados. No hay posibilidad de que ninguno de ellos impacte contra la Tierra durante el próximo siglo. Igualmente, es extremadamente improbable que lo haga alguno de los objetos de este tamaño que quedan por descubrir. Pero los más pequeños tampoco son una broma. Es más fácil que pasen inadvertidos.
En 2013, un asteroide explotó sobre la localidad rusa de Chelyabinsk con una potencia de 500 kilotones, treinta veces superior a la bomba nuclear de Hiroshima. Causó heridas leves a casi 1.500 personas y daños en edificios y construcciones. Apenas medía unos 17 metros de longitud y 10.000 toneladas de masa. El impacto fue el de mayor intensidad desde el evento Tunguska, que se produjo también en Siberia en 1908 y arrasó 2.000 km cuadrados de tundra. No dejó cráter de impacto y los investigadores creen que se trató del paso rasante de un asteroide, sin llegar a impactar, o de un cometa, formado por material mucho más volátil.

Bombas nucleares

En un ejercicio teórico, dando por hecho que tuviéramos la peor de las suertes y que un hipotético cometa proveniente de la nube de Oort o de algún otro lugar más allá de Plutón decidiera ponernos en su punto de mira en un plazo de tiempo tan corto como seis meses, ¿podríamos hacer algo para salvarnos? «Con la tecnología actual, prácticamente nada. Es muy poco tiempo para poder reaccionar, diseñar una estrategia, llegar hasta el objeto y ponerla en práctica», reconoce Madiedo. «Aparte de eso, hoy en día no hay ningún protocolo a nivel internacional establecido ante una amenaza semejante», continúa.

Tampoco parece que la primera solución por la que optan en ‘No mires arriba’, hacer estallar un conjunto de bombas nucleares contra el cometa para romperlo en pedazos en el espacio, sea la más conveniente. «Esa estrategia, que es la que también sale en película ‘Armageddon’, no funciona. Es la menos eficaz porque no se sabe cómo se va a romper la roca ni por dónde. Algunos estudios incluso indican que los fragmentos podrían volver a agruparse por la propia gravedad del objeto», explica el astrofísico. Es decir, que podríamos seguir siendo golpeados por un gigante o por una miriada de rocas descontroladas.

Mejor un empujón

La NASA estudia una estrategia diferente con la que espera obtener mejores resultados. A finales de noviembre lanzó la misión DART, cuyo objetivo es impactar contra Dimorphos, la luna del asteroide Didymos, con la intención no de destruirla, sino de darle un ‘empujón’ que la desplace y desvíe su trayectoria. La nave llegará a su destino en otoño de 2022 tras un viaje de 11 millones de kilómetros. Dimorphos no es una amenaza. Se trata de una prueba para saber si la técnica funciona en caso de que alguna vez la necesitemos. «Pero un empujón es bastante menos espectacular para Hollywood que las explosiones nucleares», bromea Madiedo. Y hace falta tiempo. En una situación crítica, a la desesperada, con un cometa echándose encima, «probablemente no se descartaría una explosión nuclear».

El asteroide potencialmente peligroso de mayor tamaño identificado hasta el momento es el 1999 JM8, de 7 kilómetros de diámetro. «Por su tamaño, podría provocar un evento similar al que causó la extinción de los dinosaurios en caso de que colisionara con la Tierra», apunta Madiedo. No obstante, no hay ningún peligro de que eso suceda en, al menos, cien años. El próximo encuentro cercano entre nuestro planeta y este objeto ocurrirá en 2075, pero incluso en esa ocasión el asteroide volará a una distancia de algo más de 38 millones de kilómetros.

Como señala David Barrado, de Centro de Astrobiología INTA-CSIC, en su libro ‘Peligros cósmicos’ (Oberon), afortunadamente sucesos como el de Chelyabinsk han ocurrido en regiones poco pobladas. «El efecto que pudiera provocar en una gran metrópoli sería en verdad dantesco, sobre todo en el caso de un asteroide similar al que produjo el evento Tunguska», escribe. «…En buena medida seguimos expuestos al azar cósmico. Solo la alerta temprana y la adecuada inversión en ciencia y tecnología nos permitirá disponer de las herramientas precisas para subvertir o atenuar este peligro», concluye. Y que se escuche a quienes nos advierten del mismo, sea una roca extraterrestre, una pandemia mundial o un cambio climático que, si no se actúa pronto, podría aplastarnos tan inexorablemente como un cometa caído del cielo. No será porque no nos han avisado.

Fuente: ABC

.https://www.abc.es/ciencia/abci-no-mires-arriba-posible-evitar-mundo-seis-meses-202201031921_noticia.html

Whatsapp 


Los 7 peligros que se enfrentan al usar WhatsApp

Según estudio de centro español.

Redacción10 de julio, 2017 | 04:37 AM


El WhatsApp es una de las herramientas más indispensables de la comunicación en la actualidad, pues sirve para estar en contacto con los amigos y la familia, e incluso como plataforma de trabajo.

No obstante, a diario, la persona enfrenta una serie de peligros a los que está expuesto sin que se haya dado cuenta.

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI), en España, dio a conocer las amenazas y los riesgos con lo que se enfrenta cotidianamente con el uso de la mensajería instantánea, así como sus vulnerabilidades del programa y el robo de información, entre otros.

1. Frágil seguridad en el proceso de alta

El estudio reveló que “las características del proceso de registro propician que un intruso pudiera hacerse con la cuenta de usuario de WhatsApp de otra persona y de leer los mensajes que reciba, e incluso, enviar mensajes en su nombre”.

2. Secuestro de cuentas

En este caso, el informe reveló que resulta posible aprovecharse de los fallos de red, los cuales son conocidos como protocolos de telecomunicaciones SS7 y en el que los piratas informáticos pueden grabar llamadas y detectar la ubicación del dispositivo móvil.

3. Conversaciones borradas que no desaparecen

Pese a que hay maneras para eliminar conversaciones en WhatsApp, no siempre se borran al 100 %. Estas permanecen encriptadas y están sujetas a que una persona logre acceder a los registros de la aplicación y a las copias de seguridad.

4. Robo de cuentas a través del SMS

Una persona ajena al usuario original podrá acceder a la plataforma de comunicación si pierde el celular, sea por robo o se use por medio de un emulador que busque iniciar un registro con el teléfono de quien se vio perjudicado en el hurto.

Lea: Conozca las nuevas funciones en la actualización de WhatsApp

5. Robo de cuentas mediante llamadas

El informe destacó como una posible solución “recopilar los diferentes números de teléfono utilizados por la aplicación para realizar llamadas de verificación y bloquearlos desde el terminal, para no poder realizar la activación utilizando este mecanismo”.

6. Información almacenada en base de datos

Si el usuario guarda los datos de cuenta de la aplicación en el teléfono o intercambia información personal con Facebook corre el riesgo de que “si un atacante logra hacerse con este fichero, podría acceder a todas las conversaciones y datos privados del usuario”.

7. Vulnerabilidad en el uso de WiFi públicos

En caso de que el consumidor acceda a una red WiFi pública, WhatsApp se encarga de difundir información sobre los datos de usuario de la aplicación y esto hace que la persona quede expuesta a cualquier ciberataque.

http://www.laprensalibre.cr/Noticias/detalle/87992/los-7-peligros-que-se-enfrentan-al-usar-whatsapp-

La felicidad de los hijos


GREGORIO LURI

«Los padres que quieran hijos felices tendrán adultos esclavos de los demás»

El filósofo navarro advierte que la sociedad no tratará a los niños por el grado de felicidad que tengan, sino por aquello que sepan hacer

ÓSCAR DEL POZO |
Luri matiza también que nuestro deber como padres es no incrementar de manera cruel la infelicidad inevitable

12/01/2015 00:00h – Actualizado: 13/09/2015 17:38h

Para el filósofo Gregorio Luri, buen conocedor del mundo educativo, y autor de «Mejor Educados» (Ariel), es mucho más sensato enseñar a nuestros hijos a superar las frustraciones inevitables que hacerles creer en la posibilidad de un mundo sin frustraciones. Luri, además, es especialmente crítico con aquellos que desean hijos felices. «Primero, yo creo que lo que hay que hacer es amar a la vida, no a la felicidad. Y no se puede amar a las dos al mismo tiempo. Porque la felicidad solo se puede conseguir jibarizando a la vida. Es decir, por medio de la idiocia. Además, no creo que existan los niños felices». Así lo asegura el ensayista navarro para quien la infancia no solo no es feliz, sino que suele ser una edad «terrible». «La vida es muy compleja. Otra cosa es que pueda haber momentos de gran alegría en la infancia. Pero también puede haberlos diez minutos antes de tu muerte», advierte. «Eso sí, teniendo también claro que no queremos hijos infelices y que lo contrario de la felicidad no es la infelicidad», matiza.

—A cualquier padre que se le pregunte responde que quiere un hijo feliz. Y es abrumadora la sobreoferta de obras de psicología y de noticias que indican el camino más corto para llegar a la felicidad.


RELACIONADA: 
http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20130721/abci-carlota-libro-feliz-201307091011.html

Papás contentos, hijos felices

—A esos padres les pediría que abrieran los ojos y que me dijeran qué ven. La vida es compleja, llena de incertidumbres, y con un sometimiento terrible al azar. Estoy empezando a pensar que hay un sector de educadores postmodernos que se han convertido en el aliado más fiel de la barbarie, que lo que hacen es ocultar la realidad y sustituirla por una ideología buenista, acaramelada, y de un mundo de «teletubbies». Personalmente, me resultan más atractivas la valentía y el coraje de afirmar la vida. Tenga usted un hijo feliz y tendrá un adulto esclavo, o de sus deseos irrealizados o de sus frustraciones, o de alguien que le va a mandar en el futuro. Personalmente, me resulta mucho más atractiva la valentía, el coraje de afirmar la vida. Algo que ha sido, por otra parte, la gran tradición occidental desde Homero hasta hace dos días: Querer a la vida a pesar de que esta es injusta, tacaña, austera. No querer a la vida porque encontramos la forma de diluirnos todos en un acaramelamiento que hasta me parece soez. Ahora la felicidad se puede entender como el recorte de las aspiraciones.

—Tampoco queremos hijos infelices.

COMENTARIOS

Ver todos los comentarios

—En absoluto, eso sería de juzgado de guardia. Hay que tener claro que lo contrario de la felicidad no es la infelicidad, es la realidad. Hay que asumir la complejidad del mundo. Como seres humanos nuestro deber no es ser felices, es desarrollar nuestras capacidades más altas. Y la felicidad es una ideología que milita contra esto. ¿Por qué? Por la simpleza de nuestros teóricos, que nos llevan a una felicidad en cursivas. Procure que sus hijos no sean infelices, y después enséñeles la realidad, a sobrellevar sus frustraciones, a sobrellevar un no. Estamos creando niños muy frágiles y caprichosos, sin resistencia a la frustración, y además convencidos de que alguien tiene que garantizarles la felicidad. Y si alguien no se la garantiza, se encuentran ante una desgracia metafísica. Porque cuando nuestros hijos salgan al mercado, la sociedad no les va a medir por su grado de felicidad, sino por aquello que sepan hacer, que es exactamente lo que se le pide a las personas con las que nos relacionamos. Cuando vamos al dentista, no nos importa que sea feliz, sino que sea profesional en lo que hace. Si necesitamos un fontanero, querremos que sea eficiente, rápido, y a ser posible barato. Hombre, si es amable, mejor. Pero desde luego no vamos a valorar si es un fontanero feliz. Además, me parece muy sano que nuestras relaciones sociales, especialmente con los desconocidos, no estén mediadas más que por su profesionalidad, sin necesidad de estar pendientes de la emotividad.

—En su libro «Mejor educados» tiene un capítulo que reza: «Desconfíe del profesor que quiere hacer feliz a su hijo». ¿También de la escuela?

—De las que prometen «experiencias». Una escuela lo que tiene que ofrecer es la posibilidad de realizar trayectorias, no experiencias. Y en el caso concreto de los niños pobres, la posibilidad de cambiar de trayectoria, de liberarse, y de abrirse puertas. En educación o se puede ser «progre» con los pobres. Si vuestros hijos van a una de esas escuelas en las que Bucay es el intelectual de referencia, competir está prohibido, cuando juegan, todos ganan y nadie pierde, y se considera más importante educar emocionalmente que enseñar álgebra, entonces, manteneos vigilantes. El mundo, sea lo que sea, no es un fruto de nuestro deseo. Y está muy bien que no sea así, porque si no cada uno tendríamos el nuestro. Y la realidad es aquello que un escritor catalán decía: «Ante la realidad, siempre se está en primera fila». Esto hay que saberlo. Y de todas formas, te llevas unos cuantos sopapos en la vida. Lo cierto es que hay que estar listo para eso. Pero… ¿para qué estamos preparando nosotros a nuestros hijos? Para ser felices, mientras las madres «tigre» chinas, por ejemplo, entrenan a sus hijos para que sean capaces de ir a cualquier universidad del mundo. Nos puede parecer que son demasiado estrictas, pero la realidad de los resultados de sus hijos nos obliga a no hacer demasiadas bromas con ellas, porque existe la posibilidad de que en el futuro sean los jefes de los nuestros. ¿Conclusión? Queramos hijos felices, que tendremos que ir con nuestro currículum de la felicidad a buscar trabajo en empresas chinas.

—En este sentido, usted aboga por las escuelas tradicionales, frente a otras modernidades pedagógicas. ¿Por qué?

—Mire, hay escuelas, tanto públicas como privadas, que ponen gran entusiasmo en dejar bien claro que no son tradicionales. Viven en la fantasía de que una escuela no puede ser buena si no ha roto con la tradición pedagógica. Quieren ser exclusivamente escuelas del siglo XXI. No es raro que se definan a sí mismas con fórmulas retóricas muy sofisticadas detrás de las cuales no hay ningún contenido claro. Pienso en la psicología positiva, la educación emocional, las inteligencias múltiples… etcétera. Frente a esto, están las escuelas tradicionales, llenas de imperfecciones sí, pero que acumulan una larga experiencia de ensayos y de errores que deberíamos tener en cuenta antes de jugarnos la educación de nuestros hijos a la única carta de nuestra ingenuidad. Es más, con frecuencia la pedagogía beata añade a su propuesta de hacer felices a los niños algo que parece más serio: «hacerlos mejores personas». ¿Pero se puede puede ser mejor persona sin conocimientos, sin capacidad para mantener la atención, sin competencias, sin hábitos? Piense usted en su propio mundo antes de responder a esta pregunta: ¿Se puede ser creativo sin tener conocimientos? ¿Y la memoria, es un estorbo para tener conocimientos?

—También asegura usted en su obra que la escuela perfecta no existe.

—Esto hay que tenerlo claro cuando se busca un centro educativo para los hijos. Cada escuela tiene sus puntos débiles. Y esto causa una cierta frustración a muchas familias, pero así son las cosas: no existen ni la familia ni la escuela perfecta. Lo que hay que pensar es en el clima intelectual de la familia y en los hábitos de trabajo que reinan en ella. Esos serán mejores indicadores del éxito o el fracaso escolar del niño que la escuela misma. Y, desde luego, el trabajo diario de los niños nos predice con más fiabilidad su futuro éxito que la cantidad que paguemos de cuota escolar.

—Los padres de ahora, ¿son demasiado flexibles con sus hijos?

—No, lo que están es perplejos. Y existen elementos objetivos para su perplejidad. En contra de lo que se dice de que los padres han dimitido, pienso que están más preocupados que nunca, quizá demasiado. En este sentido, soy partidario de reformular los derechos de los niños. El primero de todos sería que los hijos tienen derecho a tener unos padres tranquilos, que no estén continuamente preocupados, pendientes de qué tienen que hacer en el momento en que se encuentran sus hijos. Segundo, que tienen derecho a tener unos padres imperfectos. Porque así tienen relación con seres humanos. Voy a decir algo que me parece esencial: ser adulto, o hacerse adulto, es aprender a querer a los que te rodean a pesar de que estén llenos de faltas. La clave de todo esto de la felicidad es una ideología muy extraña que considera que la vida es un conjunto de problemas, cuya respuesta nos la puede dar no sé qué sabiduría, y en el momento en que tengamos respuesta a esa sabiduría seremos felices. Eso es un cuento chino.

Las redes sociales y la felicidad: «Nadie puede considerarse feliz hasta el día de su muerte»

—Es muy común alardear de felicidad a través de internet.

—No veo el porqué ir proclamando sentimientos por ahí, ni porqué estar contaminando a los demás de mi estado emotivo… Cada uno tiene sus propias preocupaciones. La gente es muy cansina alardeando de lo felices que son, y las redes sociales no ayudan, desde luego. Hay una historia clave y maravillosa de Herodoto en el segundo libro de su historia, que lo explicaría muy bien: Un día el rey Creso recibe a Solón de Atenas, un poeta, reformador, legislador y estadista ateniense, uno de los siete sabios de Grecia. Cuando llega a palacio, Creso le señala su tesoro y le pregunta ¿conoces a alguien más feliz que yo? y Solón de Atenas le responde: «Nadie puede considerarse feliz hasta el día de su muerte». Esta es la paradoja. Creso no entiende sus palabras hasta que los persas conquistan su reino, lo cogen prisionero, y lo ponen en una pira para prenderle fuego y que muera. Cuando va a morir comienza a llorar y le preguntan: ¿Qué te pasa? «Es que me estoy acordando de las palabras de Solón», responde. Porque ni puedes controlar la fortuna de verdad, ni tus estados de ánimo. Son los estados de ánimo los que te dominan a tí, y al que me diga que es capaz de programar el estado de ánimo que va a tener dentro de tres días a las cinco quince, yo me veo obligado a decirle que es un memo. Son los estados de ánimo los que se apoderan de nosotros. Por eso a veces no entendemos porque estamos de mal humor si tenemos una familia a la que queremos, un buen trabajo… Los estados de ánimo son un estado antropológico muy importante y muy serio, y no obedecen a una programación técnica.

http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20150112/abci-educacion-felicidad-gregorioluri-201412231135.html

睡吧宝贝


睡吧宝贝
歌词 :
“宝贝,静静地睡吧,
漫天的星光,把窗前照亮;
宝贝,静静地睡吧,
妈妈(母亲)的爱啊,永远在身旁。
风儿啊 轻轻地吹,
小小枕头,甜甜地梦;
美梦啊,轻轻地飞,
我的宝贝,甜甜地睡。
宝贝,静静地睡吧,
漫天的星光,将窗前照亮;
宝贝,静静地睡吧,
妈妈的爱啊,永远在身旁。
风儿啊,轻轻地吹,
小小枕头,甜甜地梦;
美梦啊,轻轻地飞,
我的宝贝,甜甜地睡。»
。。。。。。。。。。
http://m.iqiyi.com/w_19rt2hckgd.html
……………
shui ba bao . bei ge ci
bao bei jing jing di shui ba
man tian de xing guang ba
chuang qian zhao liang
bao bei jing jing di shui ba
ma ma mu qin de ai a yong.
yuan zai shen pang
feng er a qing qing di chui
xiao xiao zhen tou tian tian di meng
mei meng a qing qing di fei
wo de bao bei tian tian di shui
bao bei jing jing di shui ba
man tian de xing guang
jiang chuang qian zhao liang
bao bei jing jing di shui ba
ma ma de ai a yong yuan
zai shen pang
feng er a qing qing di chui
xiao xiao zhen tou tian tian di meng
mei meng a qing qing di fei
wo de bao bei tian tian di shui

paquetes de idiomas para w7


En caso que se requiera cambiar el idioma de la configuracion de windows 7 se procederia como sigue:

El W7 debe estar en la version Ingles.
Se busca en Control Panel la seleccion Keyboard and Languages luego en ella la seleccion Regional and Language Options , se bre la pestana Change keyboards and languages. Esta pestana deberia tener dos secciones:
la primera Keiboards and other input languages, y
la segunda Display Languages. 
Si esta ultima seccion esta activa, no hay mayor problema y se puede seleccionar alli el idioma de visualizacion de W7, en el caso contrario, que esta seccion no exista se puede instalar como se indica a continuacion:

Para instalar el paquete de idiomas de Windows 7:  Descargar los paquetes de idiomas  :  RTM MUI  32-bit (x86)

como por ejemplo:

Español: windows6.1-kb972813-x86-es-es_1943a073d8f00e387301deb22cd177bf77319ee8.exe 
(http://download.windowsupdate.com/msdownload/update/software/updt/2009/08/windows6.1-kb972813-x86-es-es_1943a073d8f00e387301deb22cd177bf77319ee8.exe)

Chino (Simplificado): windows6.1-kb972813-x86-zh-cn_ab024143b556395e6638e26712b1e0f3bc031fcf.exe 
(http://download.windowsupdate.com/msdownload/update/software/updt/2009/08/windows6.1-kb972813-x86-zh-cn_ab024143b556395e6638e26712b1e0f3bc031fcf.exe)

Descargar el SW para intalacion del paquete de idiomas

Vistalizator 2.51
(http://dw2.uptodown.com/dl/1377815541/ba6e8e34e32ca5c4a6172fe649a4f2e07355f69a/vistalizator-2-51-es-en-br-de-it-cn-jp-ar-ru-win.exe)

Ejecutar el SW y cargar el paquete de idioma de preferencia.

Reiniciar y listo…

Algunas fechas


El cinturon de Seguridad: 13 de agosto de 1959
Tiene sus inicios  en Suecia, donde en 1959, fue entregado a su comprador el primer vehículo equipado con cinturón de seguridad en los asientos delanteros
en la localidad de Kristianstad: un Volvo PV544 que se puso en circulación el 13 de agosto. Desde ese momento el cinturón de tres anclajes comenzó a extenderse por el mundo.

http://www.abc.es/20090814/nacional-nacional/cincuenta-anos-abrochados-20090814.html

Taken-2002


«Allie:
My mother always told to me a lot about the sky. She likes to watch the clouds in the day and the starts at night… especially the stars. We would play a game sometimes, a game called «What’s Beyond the Sky». We would imagine darkness or a blinding light or something else that we didn’t know how to name. But, of course, that was just a game. There’s nothing beyond the sky. The sky just is, and it goes on and on, and we
play all our games beneath it.»

image

Taken, also known as Steven Spielberg Presents Taken, is a science fiction miniseries which first aired on the Sci-Fi Channel in 2002 and won an Emmy Award for Outstanding Miniseries. Filmed in Vancouver, British Columbia, Canada, it was written by Leslie Bohem, and directed by Breck Eisner, Felix Enriquez Alcala, John Fawcett, Tobe Hooper, Jeremy Paul Kagan, Michael Katleman, Sergio Mimica-Gezzan, Bryan Spicer, Jeff Woolnough and Thomas J. Wright. The executive producers were Leslie Bohem and Steven Spielberg. The show was well received by critics.

The show takes place from 1944 to 2002 and follows the lives of three families; the Crawfords who seek to cover-up the Roswell crash and the existence of Aliens, the Keys who are subject to frequent experimentations by the Aliens, and the Clarkes who sheltered one of the surviving Aliens from the crash. As a result of the decades-long storyline, not a single actor or character appears in every episode of the series. Reception was positive, and the series won an Emmy Award.

Inf: http://www.crystalinks.com/taken.html