Brion, el primer almirante.


Parte en el movimiento revolucionario en 1800 en esa Isla de Curacao, poco antes de la primera ocupación inglesa. Viaja a Estados Unidos, donde aprende la ciencia náutica y los negocios marítimos. Regresa a Curazao, una vez que la isla recupera su soberanía holandesa en 1803, y se dedica a labores comerciales, sin olvidar su formación militar. Forma parte de la Guardia Nacional local, alcanzando los grados de Teniente y Capitán, participando en diversas acciones contra los ingleses hasta 1806. Al caer Curazao en manos inglesas en 1807. viaja a Saint Thomas, dedicándose a la actividad comercial marítima.

En 1813 se une a la causa independentista venezolana. En 1814 Bolívar le otorga el grado de Capitán de Fragata. En 1815 adquiere en Inglaterra la corbeta Dardo y otros pertrechos, con el fin de ayudar a los patriotas de Cartagena de Indias.

Brión se percata de las grandes divisiones y apetencias personales entre los patriotas, manifestando que sólo Bolívar puede ejercer el Comando único y salvar la patria.

El 11 de noviembre de 1815 rompe el bloqueo realista y navega hasta Haití. Reunido con Bolívar en Haití, es ascendido a capitán de navío, y colabora con él en la planificación de la Expedición de Los Cayos, en cuya Asamblea del 7 de febrero de 1816, propone el nombramiento de Bolívar para Jefe Supremo y con facultades extraordinarias. Condicionó este nombramiento para su colaboración, unos 3.500 fusiles, 132.000 piedras de chispa, sus buques y dinero, lo cual sumaba unos 150.000 pesos. Organiza la escuadra para la expedición de Los Cayos.

El Primer Almirante de la República

El 2 de mayo de 1816, su escuadra combate contra la escuadra realista en la batalla de Los Frailes, siendo herido en la cabeza en el combate. En esa misma fecha fue ascendido a Almirante por el Libertador, equivalente a General en Jefe.

Brión se vio envuelto en 1816 en una conspiración ejecutada por Doucoudray Holstein, quien con un grupo de extranjeros, pretendió quitarle el mando a Bolívar y llevar a Brión al mando supremo, sin su consentimiento. Bolívar reconoció la inocencia del Almirante y no le aceptó la renuncia que él presentaba. En los sucesos de Ocumare, Brión se dejó presionar por los corsarios y cuando Bolívar desembarcó en Ocumare, con el armamento, no aceptaron quedarse allí y se marcharon. Esta decisión influyó en el desastre de la expedición. Posteriormente, cuando las otras naves se marcharon, Brión ayudó a Bolívar a recuperar el armamento, y juntos navegan desde Donaire hacia Choroní esperando reunirse con Mac Gregor y Soublette, con resultados negativos. Posteriormente, encontrándose en Bonaire, Bolívar lo envía en comisión extraordinaria a los Estados Unidos y México, pero mes y medio después, el 25 de agosto de 1816, naufraga y escapa milagrosamente, llegando a Jamaica.

Contribuye con Bolívar para la Expedición de Jacmel, la cual emprende el 21 de diciembre de 1816. Una vez llegados a Margarita, Bolívar da poder a Brión sobre el territorio de Margarita y le ordena adelantar las operaciones de bloqueo y trueque de armamentos y logística. Ante la creencia de que Bolívar y sus edecanes habían sido asesinados por una guerrilla realista, rumor que corrió fuerte, toma parte en el Congreso de Cariaco, encabezado por el Gral. Marino, ante la idea que había que constituirse un nuevo Gobierno para Venezuela, y es nombrado Jefe de la Marina. Sin embargo, desilusionado con dicho cuerpo, enterándose de la realidad del Libertador, rompe con ellos y continúa con sus planes iniciales.

Fuente: Catedra

EA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: