El vino


El tipo determina el tiempo

Los vinos blanco y rosado durarán, aproximadamente, unos tres días.
El vino tinto joven puede durar hasta una semana, esto depende de la cantidad de taninos que contenga.
El vino tinto envejecido o ligero (con menos taninos) durará unos tres días.
Los espumosos, entre 24 y 36 horas.
Si el vino ha sido decantado se ha de beber todo porque ya ha tenido su buena dosis de oxidación.

Fuente: Cocina y Vino