Inicio > Historia > 16 de Octubre-Batalla de El Salado (1814 ) y Ejecución de Manuel Piar (1817)

16 de Octubre-Batalla de El Salado (1814 ) y Ejecución de Manuel Piar (1817)


Prócer de la campaña de Oriente, al  mando del General Santiago Mariño, el General en Jefe Manuel Carlos Piar es más recordado por ser quien consolidó en la campaña de Guayana, con la “liberación de la Provincia de Guayana”en 1817 que se encontraba bajo dominio realista. Esta fué la última provincia en ser liberada. La importancia  y trascendencia de este hecho fué afianzada con la estrella que Simón Bolivar agregó al pabellón tricolor el 20 de noviembre de 1817 y  que luego fué decretada por el Congreso de Angostura en virtud de la anexión a la causa patriota de esta provincia, ahora libre e independiente.

Manuel Piar nació en Willemstad , Curazo donde fue bautizado el 18 de abril de 1774. Se sabe que vivió en Otrabanda, y que ahí se casó con la holandesa Maria Boom.

Siendo su madre María Isabel Gómez,  una holandesa mulata,  y su padre Fernando Piar un marinero mercante español originario de las Islas Canarias, Manuel Carlos Piar venia  ser un mestizo (o pardo en la época colonial) que combatía al a favor de la revolución libertadora de  Venezuela, cuyos líderes eran básicamente blancos criollos (o mantuanos) donde se incluía Bolívar.

Adquirió una formación  de manera autodidacta y hablaba varios idiomas,  hablaba inglés, español, francés, holandés, el papiamento de Curacao, el patois haitiano y el guinés africano. Llegó a La Guaira en 1784,  tenía tan solo 23 años cuando se unió a la causa independentista  y participó en la Conspiración de Gual y España en La Guaira, sofocada en 1797 . Luego de intervenir en la revolución haitiana, también demostró su gesta libertadora al sumarse en Caracas al movimiento del 19 de abril de 1810.
El 30 de septiembre  de 1811 se hace Alférez de Fragata.


El Salado, 16 de Octubre de 1814

Manuel Piar participó en trece acciones de guerra y solo fue derrotado por el español José Tomás Boves en el sitio de El Salado el 16 de Octubre de 1814 en las cercanías de Cumaná. Ya de  40 años, siendo coronel de las fuerzas patriotas, Piar pudo huir hacia Maturín en compañía de los pocos soldados, hombres y mujeres que sobrevivieron a la gran matanza a la cual fue sometida la población de Cumaná la cual quedó bajo el dominio realista hasta 1821. En el año de 1814 es donde se pierde la segunda república.

Piar fué, sin embargo, héroe de las batallas del Juncal en 1816 y la de San Félix en 1817 la que prácticamente liberó toda Guayana.
En 1815 Piar es ascendido a General de Brigada.

Sitios de El Juncal y El Salado en los actuales estado Anzoátegui y Sucre
View My maps in a larger map

El Juncal- 27 de septiembre de 1816

La Batalla de El Juncal ocurrió el 27 de septiembre de 1816 cerca de la ciudad de Barcelona entre las fuerzas independentistas comandadas por Manuel Piar y las fuerzas realistas a las órdenes de Francisco Tomás Morales. quien derrotado huye hacia  Clarines.

Combatían por los patriotas: los generales MacGregorSoublette, el general José Tadeo Monagas, Pedro María Freites y Piar.

Luego de triunfar en  El Juncal Piar se dirigió con su ejército hacia el sur donde se reuniría con las fuerzas de Manuel Cedeño e iniciarían la Campaña de Guayana.

Batalla de San Félix (Campaña de Guayana)-11 de abril de 1817

A finales de 1816, Manuel Piar y Manuel Cedeño sitian Angostura (hoy en día Ciudad Bolívar), la capital de la provincia, durante 6 meses los angostureños y las tropas defensoras consumieron perros, gatos, ratas y hasta hicieron guiso con el cuero de las sillas, con su población muriendo por el hambre y las enfermedades, la ciudad fue abandonada el 18 de Julio de 1817, siendo tomada sin  resistencia por las tropas patriotas.

La Batalla de San Félix se dio lugar el 11 de abril de 1817, Esta batalla determinó el  control de la Provincia de Guayana la última bajo dominio realista desde la declaración de la independencia.

Tras vencer esta batalla, al General Manuel Piar es ascendido al grado de General en  Jefe contaba con 43 años de edad, es un caso único, ascendido por sus  propios compañeros de armas y luego ratificado por El Libertador,  luego de  obtener la brillante victoria frente al Brigadier General Miguel de la Torre.

En el campo, Piar conducía 500 fusileros, 800 lanceros de a pie, 500 indios flecheros y 400 jinetes. Los españoles sumaban 1.600 infantes con dos piezas de artillería y 200 caballos.
Dice el Diario de Operaciones de Piar que el enemigo dejó 593 muertos y 497 prisioneros. Los patriotas dejaron en el campo treinta y un muertos y sesenta y cinco heridos.

La Batalla de San Félix marcó el final decisivo de la Campaña de Guayana en la guerra de independencia de Venezuela.

El 17 de julio de 1817  el General José Francisco Bermúdez junto a Manuel Cedeño tomaron la ciudad de Angostura, evacuada por los realistas después del largo y dramático sitio de casi 6 meses. En lo sucesivo el mando del sitio de Angostura fue otorgado por Bolívar a Francisco  Bermúdez,  Piar habia solicitado su baja del ejercito el mes anterior y se encontraba en  sedición.

En Los Castillos de Guayana es capturada parte de la poblacion de Angostura que habia abandonado la ciudad, 1700 de mas de 9000 habitantes, esto completa la anexion de Guayana y les da a los patriotas una sede, en la ciudad de Angostura, con salida al exterior por el río Orinoco. Desde allí se cimentan las bases de la Tercera República. La provincia de Guayana también proveerá el ganado vacuno necesario para abastecer a las tropas republicanas. Angostura sería posteriormente sede del trascendental acto del Congreso de Angostura el 15 de febrero de 1819.

La división del General Bermúdez persigue a La Torre y lo obliga a pelear con Luis Brión, quien le vence el 3 de agosto del 1817.  Brión había penetrado con una escuadra republicana en el Río Orinoco, donde libró el combate naval de Cabrián y donde captura 14 de los 28 buques españoles y hace 1.500 prisioneros.

Ciudad Bolivar  (Antigua Angostura) – y la Mesa de Chirica, sitio de  San Félix, En el estado Bolívar.

View My maps in a larger map

El Consejo de Guerra

A menos de un mes de la batalla de san Félix, se celebró el  8 de mayo de 1817 el Congreso de Cariaco, a partir de alli  transcurririan  poco más de 5 meses de acontecimientos decisivos donde el prócer, héroe de del Oriente y de Guayana, pasará a ser declarado un criminal y sentenciado a recibir el fuego de las armas con las que el mismo había defendido la patria.

Este nombrado congreso fué reunido por Santiago Mariño en ausencia de Bolívar Se  hiceron diversas declaraciones además de incluir unos postulados con un ejecutivo que  el libertador debía asumir y compartir con Fernández Rodríguez del Toro y Francisco Maíz, en los cuales planteaban la eliminación de la Jefatura única del Libertador. Esto último tenia su origen en graves  problemas queel ejército republicano tenía con respecto al mando supremo que  Bolívar detentaba desde 1813.  Bolívar desconoce estos postulados, pero sin embargo  Piar los aceptó, motivo por el cual fué separado del mando por orden de Bolívar.

Era una lucha de clases lo que separaba a Bolívar de Piar, y así se lo había expresado, a lo que Bolívar le replicó que las personas valían por sus actos y servicios y no por el color de  su piel. Piar anhelaba la independencia, pero también el poder y el derecho   político y social de los mestizos, considerados una casta inferior tanto por los  españoles como por los republicanos.

El 16 de junio de 1817, Piar siendo General en Jefe solicitó su retiro del ejercito, y este se le fue concedido el 30 de junio .Sin embargo el propio Libertador trato de disuadirlo de sus intenciones, escribiéndole el 19 de de junio de 1817:

“.. La patria lo necesita a Ud. hoy como lo que es y mañana habrá de necesitarlo como lo que por sus servicios llegare a ser”…

Piar consideraba que como mulato debía luchar por los derechos de su sector así que decidió conspirar y quiso promover una guerra de casta.
Este habló con algunos Jefes en forma tal que éstos comunicaron al Libertador sus sospechas: según ellas, aquel Jefe andaba en diligencias contra el Gobierno…. Bolívar encontró tan graves estos manejos atribuidos a Piar, que el 24 de julio de 1817, en San Miguel convocó una Junta de Guerra, en la cual, los Generales y Jefes de Batallón lo reconocieron como Jefe Supremo de la República y lo dieron a reconocer por tal Jefe Supremo a las tropas formadas.

Piar en Angostura seguía en sus peligrosas conversaciones, por lo cual el Libertador ordenó a Bermúdez, comunicarle al General que debía presentarse en el Cuartel General del Jefe Supremo (San Miguel) y que si no acataba la disposición, lo remitiera preso. Piar había sabido algo de las órdenes de Bolívar y en vez de acatarlas, se fugó, con lo que añadió a las acusaciones de presunta conspiración la efectiva de desobediencia y deserción.

Fue acusado de recorrer los campos militares buscando poner a las tropas en contra de la dirección blanca y mantuana; y es apresado en Aragua de Maturín el 28 de septiembre de 1817, por el general Manuel Cedeño. Este es luego fue conducido al cuartel general de Angostura, donde fue sometido a juicio. El Consejo de Guerra que se le formó, estaba integrado por el almirante Luis Brión (presidente) también curazoleño;los generales de brigada Pedro León Torres y José Antonio Anzoátegui; los tenientes coroneles Judas Tadeo Piñango y Francisco Conde (vocales). El general de brigada Carlos Soublette fue el acusador y el teniente coronel Fernando Galindo el defensor.

El 15 de octubre de 1817 , fue sentenciado a pena capital y a degradación por los delitos de insubordinación, deserción, sedición y conspiración.

Simón Bolívar, confirmó la sentencia  pero no la  degradación pues consideraba que Piar por sus actos a favor de la patria, había sido merecedor del grado que ostentaba. Así, el 16 de octubre de 1817 fue fusilado el General en Jefe Manuel Piar, frente al muro del costado Occidental de la catedral de Angostura , y su cuerpo fué inhumado en el cementerio de “El Cardonal”.

Bolívar, tremendamente dolido por la perdida de un hombre valioso para la causa republicana dirige una
proclama el  ejercito libertador
al día siguiente: e 17 de octubre de 1817.

Paredón occidental de Catedral de Angostura en la actualidad.-Cuadro: el fusilamiento de Piar.

El 8 de mayo de 1997, el senado venezolano trasladó simbólicamente el cuerpo del prócer, al Panteón Nacional.


Cuartel General de Angostura, 17 de octubre de 1817

Simón
Bolívar, jefe Supremo de la República de Venezuela, a los soldados del Ejérci­to Libertador.

Soldados:

Ayer ha sido un día de dolor para mi corazón. El general Piar fue ejecutado por sus crímenes de lesa Patria, conspiración y deserción. Un tribunal justo y legal ha pronunciado la sentencia contra aquel  desgraciado ciudadano que, embriagado con los favores de la fortuna y por saciar su ambición, pretendió sepultar la Patria entre sus ruinas. El general Piar, a la verdad, había hecho servicios importantes a la República, y aunque su conducta había sido siempre la de un faccioso, sus servicios fueron pródigamente  recompensados por el Gobierno de Venezuela. Nada quedaba que desear a un jefe que había obtenido los grados más eminentes de la milicia.

Soldados: vosotros lo sabéis: la igualdad, la libertad y la independencia son nues­tra divisa. ¿La humanidad no ha recobrado sus derechos por nuestras leyes? ¿Nuestras armas no han roto las cadenas de los esclavos? La odiosa diferencia de clases y colores ¿no ha sido abatida para siempre? Los bienes nacionales ¿no se han mandado repartir entre vosotros? La fortuna, el saber y la gloria ¿no os esperan? Vuestros méritos ¿no son recompensados con profusión, o por lo menos con justicia? ¿Qué quería, pues, el general Piar para vosotros? ¿No sois iguales, libres, independientes, felices y honrados? ¿Podía Piar procuraros mayores bienes? No, no, no. El sepulcro de la República lo abría Piar con sus propias manos, para enterrar en él la vida, los bienes y los honores de los bravos defensores de Venezuela, de sus hijos, esposas y padres.

El cielo ha visto con horror este cruel parricidio. El cielo lo entregó a la vindicta de las leyes. El cielo ha permitido que un hombre que ofendía a la divinidad y al linaje humano no profanase más tiempo la tierra que no debió sufrirlo un momento después de su nefando crimen.

Soldados: el cielo vela por vuestra salud, y el gobierno que es vuestro padre, sólo se desvela por vosotros.
Vuestro jefe, que es vuestro compañero de armas, y que siempre a vuestra cabeza a participado de vuestros peligros y miserias, como también de vuestros triunfos, confía en vosotros. Confiad pues en él seguros de que os ama con el amor de un padre. 


About these ads
Categorías:Historia
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: